Sistemas de calefacción: ¿cuál es el más conveniente?Sociedad 

Sistemas de calefacción: ¿cuál es el más conveniente?

Llegó el invierno,y así como bajan las temperaturas, se ponen en marcha diferentes dispositivos y artefactos para calentar al hogar. Si bien una buena calefacción es algo primordial en épocas frías, lo cierto es que no todas la viviendas necesitan el mismo sistema.

La elección entre una u otra forma de mantener la casa caliente, dependerá de la ubicación, el tamaño de la vivienda y  de la cantidad de habitantes que tenga cada una. Por eso, a continuación haremos un repaso de cuál es el sistema de calefacción más conveniente:

Calefacción a gas

Suele ser uno de los sistemas de calefacción más habituales en los hogares, ya que se trata de una energía limpia no contaminante. Se puede elegir entre gas natural o garrafas, aunque la mejor opción es el gas natural que no requiere de preocupaciones por almacenamiento y distribución. Sin embargo, el problema es que este no suele llegar en zonas lejanas a la ciudad.

Finalmente, el gas propano es muy eficiente, ya que su potencia es mayor a la del gas natural y puede almacenarse en recipientes pequeños. Cualquiera de estos combustibles necesitan del uso de radiadores para sostener un calor homogéneo en todo el hogar.

Calefacción eléctrica

Es un sistema seguro y de fácil instalación. Las resistencias de los calefactores permiten convertir la electricidad en calor, sin consumir oxígeno ni emitir gases contaminantes. Además, son sistemas que no necesitan de mucho mantenimiento, ya que con sólo limpiar los filtros de aire bastará con que funcionen correctamente.

Sin embargo, no está demás decir que es necesaria una instalación eléctrica apropiada. La calefacción eléctrica es recomendada en regiones de climas cálidos y casas pequeñas que no necesitan sistemas de mucha potencia. Por eso, sólo es conveniente en aquellas casas chicas y de pocos habitantes que no requieren sistemas potentes. Los calefactores eléctricos pueden conseguirse en cualquier comercio de electrodomésticos, y también pueden comprarse forma online aprovechando las sorprendentes ofertas del Hot Sale.

Radiadores de agua

En este sistema, el calor es producido por la quema de combustibles en calderas, que luego se distribuye en los diferentes espacios mediante radiadores de agua. Aquí el agua cumple la función de transportar el calor, por lo que este método es muy barato. Este modo de calefacción puede servir tanto para un solo espacio como para todo un edificio, utilizando una calefacción centralizada colectiva.

Suelo radiante

Consiste en la aplicación de cables eléctricos y tuberías por las cuales circula agua a altas temperaturas, bajo el suelo de los hogares. A través de ellos, el calor se propaga hacia arriba, y calienta el suelo y las habitaciones de la casa. Lo mejor de este sistema es que permite ahorrar en consumo de energía, y proporciona un calor uniforme en todas las habitaciones.

Articulos relacionados

Leave a Comment