Opinión: una estrategia y un país próspero para todosEconomía 

Opinión: una estrategia y un país próspero para todos


Hay que evitar distorsiones que destruyan valor en la agroindustria

La Argentina se enfrenta a un nuevo proceso político-socio-económico. Variadas son las tensiones en las que debe darse el debate para encontrar la solución definitiva al crecimiento y desarrollo que ponga fin a la marginación y la pobreza.

La Argentina debe generar exportaciones crecientes de alto valor agregado para proveer las divisas que el país necesita. El sector agroindustrial es por excelencia el motor que debe empujar este proceso aportándole a la mesa de los argentinos.

Teniendo conciencia del impacto del precio como disparador de los procesos proactivos para el crecimiento, la inversión y la creación de empleos de calidad, como así también, el impacto del precio de los alimentos, sobre todo en los segmentos más bajos o carenciados, es imprescindible armar una política agroindustrial exportadora que a su vez contemple el acceso a una dieta de calidad de todos los argentinos.

El mundo recibe de la Argentina carne vacuna, carne de cerdo, ovina, pollos, maíz, soja, harinas, aceites, vinos, jugos, limones, arándanos, ajo, cebollas, peras y manzanas, cerezas, lana y otros tantos alimentos y productos de alto valor agregado.

A fin de evitar distorsiones de mercados, intervenciones y/o manipulaciones que solo llevarán a la destrucción de valor del sector productivo, desde CRA ponemos todo nuestro compromiso para encontrar la estrategia adecuada que encamine a la Argentina a ser un país próspero para todos.

El autor es presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA)

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment