“Marcos Peña dijo que no íbamos a hacer un acuerdo nacional porque el Presidente no tenía por qué compartir poder”Economía 

“Marcos Peña dijo que no íbamos a hacer un acuerdo nacional porque el Presidente no tenía por qué compartir poder”

Marcos Peña dijo que no íbamos a hacer un acuerdo nacional porque el Presidente no tenía por qué compartir poder”, confesó Alfonso Prat Gay al realizar una durísima autocrítica y apuntar contra la gestión de Cambiemos. En ese sentido, el exministro de Hacienda desaprobó el acuerdo con el Fondo Monetario y resaltó: “Los programas del FMI no son programas de desarrollo, son de ajuste y llevamos 6 meses. No se emite nada, los números fiscales dicen que tenemos superávit, pero sigue habiendo inflación“.

Tras su salida del Ejecutivo nacional, el economista tuvo escasas apariciones en los medios. Desde ese momento hasta ahora, el nivel de críticas solo fue en aumento. “La economía no se debe agotar en los números, es una ciencia que estudia el comportamiento humano. Es por eso que Roberto Lavagna se refiere a la potencia de las políticas económicas, que son más potentes cuánto mayor sea la credibilidad de la autoridad que las aplica, que tiene años de que las cosas vienen bien; pero en la Argentina miramos las Reservas del BCRA como respaldo, mientras que en la reserva federal de EEUU tienen pocas porque no las necesitan porque hay confianza”, explicó Prat Gay durante un mano a mano con Alejandro Fantino.

Es por eso que, al hablar sobre el pedido que realizó el Gobierno al Fondo Monetario, señaló: “El FMI tiene una receta y la aplica a casi 200 países que son miembros, pero la última vez que tuvimos un acuerdo antes de la actual fue en 2003, cuando Lavagna era Ministro de Economía y yo estaba en el BCRA”.

“Argentina venía de más de un año de negociar con el FMI sin acordar, con una postura muy firme de Lavagna y mía, porque lo preacordado era demencial. Se debía reducir 30% la cantidad de pesos en circulación. Yo dije que no, les dije que si no emitíamos, íbamos a provocar un efecto deflacionario. Finalmente, en el 2003 se emitió al 30% y la inflación fue del 3%… que alguien me explique que la emisión es la razón de la inflación. Bajamos la tasa de interés al 1% anual y los ahorristas vendían los dólares para tener pesos, ahí está el tema de la confianza”, aseguró.

Y siguiendo ese tono, resaltó: “Los programas del FMI no son programas de desarrollo, son de ajuste y llevamos 6 meses de este programa. Las premisas de los funcionarios del FMI y argentinos es que no debemos gastar más de la cuenta… y que siempre que el BCRA financió al Tesoro generó inflación. Hace 6 meses que no se emite nada, los números fiscales dicen que tenemos superávit… y sigue habiendo inflación”.

“Cuando falla la confianza, es el sálvese quién pueda”, aseguró Prat Gay y confesó: “Lo que faltó en el inicio de nuestro programa económico, que me dijeron que no lo íbamos a hacer, fue un gran acuerdo nacional. A fines del 2015 había un dólar paralelo en $16, (Guillermo) Moreno no soltaba dólares para importar y quien lo hacía tenía un costo de reposición de $16. El dólar fue a $13 y no había razón para subirlo, pero el punto central era el acuerdo. Fijamos la fecha para la tercera semana en enero y luego Marcos Peña me dijo que no lo íbamos a hacer, porque el Presidente no tenía por qué compartir el poder”.

Es por eso que sentenció: “Cuando no te plantás con autoridad con el FMI y dejás que te impongan su programa con totalidad, dejás que impongan su ajuste. Querían un tipo de cambio flotante y salió esto, donde el FMI le prohibe al BCRA comprar o vender dólares dentro de esa banda. Primer error, es inmensa la banda, si hubiera un inconveniente, el BCRA solo puede intervenir en $50, y a partir de ahí solo puede vender de a puchitos. Es diabólico el acuerdo”

“Hay dos errores de diseño de la política cambiaria, porque es tan amplia la banda que si sucediera una corrida no hay elementos para frenarla hasta que llegue a un nivel muy alto”, continuó Prat Gay y concluyó: “Este año no hubo sequía y el chacarero va a vender, pero no tienen obligación de vender. Durante el kirchnerismo debía liquidar durante un período muy corto de tiempo, ahora no porque en 2017 (Federico) Sturzenegger le dijo a Macri que elimine la obligación y ya no hay ni plazo, ni obligación”.

Articulos relacionados