Las ventas en supermercados y almacenes sigue cayendo: 6,5% en lo que va del añoEconomía 

Las ventas en supermercados y almacenes sigue cayendo: 6,5% en lo que va del año

En un 2019 marcado por la recesión económica, la inflación sin freno y el aumento del desempleo, se confirmó que, lógicamente, el consumo también se desplomó.

El sector económico viene registrando fuertes caídas desde el 2016, cuando la baja en la adquisición de productos de alta demanda se hundió a 4,6%. En el 2017, la disminución fue de 3,2%; y el año pasado, de 1,5%. 

Según el informe de enero de la consultora Scentia, las ventas en las grandes cadenas y autoservicios independientes se contrajeron 7,3% en volumen respecto de enero del 2018, con una depreciación mucho más marcada en los pequeños comercios. En febrero las ventas cayeron a 5,7%, por lo que el bimestre acumuló una baja del 6,5%.

La empresa, experta en medición de mercados, explicó en su informe que ”la caída fue superior en el interior (-6,1%) a la del AMBA (-5,1%), mientras que si se analiza la evolución del consumo por canales, los más afectados fueron los independientes, que marcaron una contracción del 6,7% contra el -4,6% de los grandes supermercados.

Según remarcó el titular de la consultora, Osvaldo del Río, “todavía deben implementarse acuerdos salariales y otras mejoras en diferentes áreas, que deberían verse reflejadas en el consumo a partir de abril”. La mayoría de las consultoras privadas estima que este año no habrá recuperación de lo perdido el año pasado, pero que no habrá una nueva pérdida del salario real y que ello ayudaría a que el consumo comience a mostrar alguna recuperación.

Al analizar la variación del consumo por canastas, en febrero todos los rubros mostraron caídas interanuales, excepto el sector de “compulsivos”, que creció 0,5% respecto del mismo mes. Por el contrario, los que registraron caídas más pronunciadas fueron el de “bebidas sin alcohol” y “limpieza de ropa y hogar”, con una caída del 9,1%. Le siguieron “perecederos y fríos” y en tercer lugar, las “bebidas con alcohol”.

Los que menos cayeron fueron los segmentos “alimentación” y “desayuno y merienda”, que registraron caídas de 3,8% y de 4,4%, respectivamente. En el bimestre, el consumo de bebidas sin alcohol acumula una caída de 11,7%, mientras que los productos de frío y perecederos, de 9%.

Articulos relacionados