PBI per cápita: bajó USD 3.000 el año pasadoEconomía 

PBI per cápita: bajó USD 3.000 el año pasado

Durante 2018, los argentinos perdieron unos USD 3.000 en promedio de Producto Bruto Interno (PBI) per cápita. El motivo es la recesión y la devaluación que sufrió el país, y con ese resultado se acercaron al mismo nivel que hace una década atrás.

A fines del año pasado, el producto per cápita alcanzó USD 11.645, según calculó la consultora Econométrica. Se trata de una caída de USD 4.600 en un año al considerar el valor a fines de 2017 y a fines de 2018. Y muestra que la suba del dólar desde 18 a 43 pesos.

Para este año, se espera que continúe bajando, a USD 10.057, si la crisis no se profundiza, al considerar una caída de 1,5% del PBI.

Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, expresó: “Argentina está regularizando los precios -el cepo, las tarifas-. Mientras se liberen los precios, se acerca a la realidad. Si bien se había salido del cepo, no se había salido del atraso cambiario, del que recién se salió con esta corrida o la devaluación del año pasado”.

El PBI per cápita sube cuanto mayor sea el crecimiento de la economía y se atrase el dólar. Y cae si la población avanza más que el PBI o se devalúa la moneda.

Hasta antes del colapso de la economía el año pasado, el PBI per cápita ascendía a USD 14.597 en 2017, lo que reflejaba el atraso cambiario, según el economista.

“Menos PBI per cápita significa ser más pobre” sentenció el economista.

Según Castiñeira, el PBI per cápita está hoy en los mismos niveles que en 2008, en unos USD 9203. Lo que significa que, en una década, se mantuvo la misma cantidad de bienes para distribuirse entre una población que creció 1% anual.

“Durante el cepo el PBI estaba inflado en dólares porque el peso estaba atrasado. Pero cuando Cambiemos salió del cepo, no salió del atraso cambiario, sino que se terminó financiando con deuda externa. Cuando se acaba la deuda externa, cae el PBI per cápita” afirmó el economista.

Por otro lado, según explicó, en la misma década el PBI per cápita creció 30% en el mundo y 40% entre los emergentes.

“Mientras en el mundo el PBI per cápita siguió creciendo, Argentina mantuvo el mismo nivel que antes de la crisis subprime. Se perdió el tren”, finalizó.

Articulos relacionados