Las claves de la final de la NBA: un apasionante duelo de estilosDeportes 

Las claves de la final de la NBA: un apasionante duelo de estilos

La NBA se prepara para vivir una final histórica, porque Golden State quiere sumar otro anillo a su dominio en los últimos años y Toronto está ante la oportunidad de consagrarse por primera vez. Por eso en Canadá se palpita una serie apasionante.

Los grandes candidatos son los Warriors, con argumentos que se basan en desequilibrios individuales y colectivos, con estadísticas sorprendentes. En una cultura anárquica, sobresalen porque logran darse 301 pases por encuentro, una cualidad vital en el funcionamiento del conjunto. Un dato: el porcentaje de conversiones en base a asistencias es de 66 por ciento. Maravilloso.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Sin Kevin Durant, el equipo lleva adelante una catarata de juego de pases y cortinas indirectas. No abusan del pick and roll porque no lo necesitan. Desequilibran más sin él. Son más peligrosos sin la pelota. Vuelan por la cancha.

Su transición sigue siendo la clave del éxito. Al jugar en formación y gracias a sus cuerpos atléticos, llegan como una ola al ataque, logrando el 36% de los puntos antes de los 8 segundos de posesión. Sin la pelota, se mueven tanto que son difíciles de controlar.

Sus debilidades se ven cuando el rival ataca a Stephen Curry y lo compromete en faltas o bien cuando le cargan su propio tablero con rebotes ofensivos. El vértigo que imprimen y el juego de pases por momentos les hace producir pérdidas, algo que no les permite respuestas defensivas.

La clave de la serie es cómo harán para detener el uno contra uno de Kawhi Leonard. ¿A quién designarán como su marcador? ¿Rotarán Andre Iguodala y el fantástico Draymond Green sobre la estrella de los Raptors? La alternativa de la doble marca será también una opción. Destreza y sabiduría para ayudar y para rotar sin duda les sobra.

Mirá también

Los Warriors ya demostraron que saben jugar finales y sólo tendrán que seguir desplegando en todas las franjas del campo ese intenso juego que los llevó a ser como uno de los equipos más ganadores y lindos para ver.

Toronto defiende bien con gestos individuales y colectivos. Lo demostraron ante Milwaukee con Giannis Antetokounmpo. La participación de Sergio Scariolo, entrenador de España, en el cuerpo técnico, además de contar con Serge Ibaka y Marc Gasol, ayudan a la planificación en una mejor interpretación de una estrategia.

Seguramente, tendrán varios objetivos defensivos, como reducir la cantidad de cambios en los bloqueos directos, darle el tiro a Green y, si es posible, negarle a Curry su recepción.

Obviamente, la filosofía defensiva deberá cambiar. Ante Milwaukee, congestionaron la zona pintada con excesivas ayudas para evitar el rompimiento de Antetokounmpo. Esta vez será diferente, porque si no extienden la defensa, morirán con los tiros lejanos de los Warriors.

Mirá también

En ataque, necesitan espacios para sobrevivir. Para mi gusto, Ibaka será pieza clave en la serie. Su capacidad atlética y su juego dentro y fuera de la zona pintada le puede dará una grandísima ayuda a los Raptors. Los tiros a distancia de Kyle Lowry, Danny Green, Norman Powell y Fred Van Vleet son armas importantes. Pero es obvio que cada vez más el peso del juego lo lleva Leonard, imparable físicamente y en puntería.

A Kawhi, los espacios se los darán sus compañeros si abren el campo con tiros detrás de la línea de tres puntos. La incógnita será como apareará Toronto a la formación versátil de los Warriors. ¿Entrará con grandes o medianos para igualar la velocidad?

Contra Milwaukee, fue determinante cómo regresaban a defender. Esta vez será sumamente necesaria la correcta transición defensiva, porque Curry, Green y Klay Thompson disfrutan de ese juego veloz. Y los suplentes serán importantes, porque vienen de series largas y desgastantes, con un excesivo peso ofensivo de Leonard. Ellos deberán mantener la intensidad ante el insoportable e intenso juego de los Warriors.

Comienza otra final de la NBA y serán claves los dos primeros juegos en esta Toronto que espera ansiosa. A prepararse para el show.

Articulos relacionados