Lopetegui: la política de biocombustibles es un costo tributario para una nación que está quebradaEconomía 

Lopetegui: la política de biocombustibles es un costo tributario para una nación que está quebrada


Fuente: Archivo

CORDOBA.

Gustavo Lopetegui

, secretario de Energía, criticó la diferencia de precios entre biocombustibles y los combustibles fósiles por la “asimetría tributaria” que existe. “La política de biocombustibles es un costo tributario para una nación que está quebrada”, dijo y aseguró que “no le gusta nada” el sistema de cupos y la fijación de precios.

“No vamos a poder ir a una ley así de un día para el otro; pero vamos a ir hacia eso. Tengo una preferencia porque seamos solventes, porque paguemos la deuda. El sector de biocombustibles está siendo beneficiario de subsidios y tengo mis dudas de que tenga algún beneficio en la suma que lo merezca”, subrayó.

Por otro lado,el secretario aseguró que este año la balanza comercial energética estará “cerca del equilibrio”, dado que en los primeros cuatro meses hubo un superávit de US$400 millones, y sostuvo que la factura de la luz cubrirá el 80% de todos los costos y la del gas, el 85%. “Posiblemente la diferencia no la tengan que poner los usuarios porque el precio del gas seguirá bajando”, afirmó.

Estimó que los subsidios alcanzaran el 1,1% del PBI, cuando en 2014 equivalieron al 3,5%. “Hoy tenemos precios para las industrias entre 30% y 35% más baratos que en

Brasil

y Chile y esos usuarios -dijo- ya pagan 100% de la factura. La energía tiene que ser una ventaja competitiva”.

Ante empresarios en la Bolsa de Comercio de Córdoba criticó duramente la política kirchnerista del área: “Le quitaron a la economía US$13.000 millones al año con el impacto negativo que eso tiene para la macro y para el empleo.

Dijo que en los 12 años de kirchnerismo se destruyeron las inversiones energéticas de los ’90: en ese entonces había una hora de corte de luz por hogar por año y durante el gobierno K se quintuplicó. “Nos quedamos prácticamente sin reservas, estábamos al borde del
blackout. Todos esto transpiró a la macroeconomía, le quitó dólares y alimentó el déficit fiscal con un resultado nefasto”.

Sostuvo que a la Argentina le sobraba gas aun antes de Vaca Muerta y que se importaba a un precio cinco veces más caro que lo que se le pagaba al productor local. En esa línea, enfatizó que esta administración se tiene que “comer” el contrato de importación de Bolivia hasta 2026 (es por 20 años).

“Si Bolivia no entrega, es prácticamente gratis por una adenda de 2010; en cambio, si nosotros no compramos tenemos que pagar 100%; esa cláusula es ‘traición a la patria’, nos entregaron, seguro que no fue gratis”, remarcó.

Lopetegui planteó que la Argentina puede convertirse en un “gran exportador” de energía, lo que redundará en parte de la solución para la balanza de pagos argentina. “No reinventamos ninguna rueda, sólo intentamos que funcione el mercado”, señaló.

Insistió en que lo pasó en energía en el kirchnerismo fue “además de ineptitud, de falta de visión, hechos teñido de corrupción. Ahora está siendo y lo será cada vez más un factor de crecimiento que ayude a resolver nuestros problemas macroeconómicos”.

Articulos relacionados