Empeoran los pronósticos de Brasil y suma problemas para la ArgentinaEconomía 

Empeoran los pronósticos de Brasil y suma problemas para la Argentina

Desde San Pablo


La noticia de que el PBI brasileño cayó 0,2% en el primer trimestre, la primera baja en dos años, puede impactar en la economía local, que apuesta a las exportaciones para la recuperación, aunque algunos analistas señalan que el impacto será marginal. La mitad de lo que Argentina vende al mundo tiene como objetivo el mercado brasileño.


El mes pasado, las exportaciones a Brasil cayeron 6,6% por la menor venta de autos y partes, combustibles, aceite de girasol y trigo, por “el constante recorte de perspectivas de crecimiento para el PBI brasileño, que pasaron de más de 2,5% a comienzos de año a menos de 2% en el promedio de abril, y la depreciación del real, que limita el poder de compra externa de la principal economía del Mercosur”, explicó la consultora Ecolatina. Según el Banco Central de Brasil, las estimaciones volvieron a empeorar esta semana: esperan un PBI inferior al 1%.


Si bien la balanza bilateral cerraría a favor con unos US$ 900 millones de superávit porque las compras a Brasil se contraen más que las ventas, los economistas estiman un “comportamiento más errático” para las exportaciones, aunque con crecimiento.


Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI, estimó que la desaceleración impacta por varias vías. “Se esperaba que las exportaciones industriales  levantaran por la demanda brasileña, pero no están subiendo. Esto afecta al sector automotor, pero también a pymes industriales de los sectores de química, plásticos y metalmecánica”. La otra vía es política.


Para Melisa Sala, economista de la consultora LCG, “es un factor importante teniendo en cuenta que la apuesta es por las exportaciones, sobre todo las industriales. En los últimos años siempre esperamos más de Brasil de lo que terminó siendo”, recuerda.


“No creo que termine el año con crecimiento negativo. Fue 0,2% negativo el trimestre, pero hay que esperar los otros. Si está en equilibrio, no crece, lo que tampoco es bueno”, señaló el director de la consultora Center Group, Gustavo Segré. De todas formas, consideró que el impacto “es prácticamente cero” porque las importaciones de productos argentinos en Brasil no impactan en la comparación con el PBI.

Elecciones. Sobre el escenario político, Elizondo marca que ante la incertidumbre local “el escenario de Brasil difiere decisiones de inversión”. Y agrega que “lo que está en juego en Brasil es el modelo del Mercosur. Brasil ha amenazado a través de su canciller Araujo y del hijo del presidente Jair Bolsonaro que si gana Cristina Fernández, el país no va a tener una relación amistosa con la Argentina. Eso podría afectar al Mercosur”. Bolsonaro fue más allá y ayer dijo que “hace fuerza para que la centroderecha gane”.


También hay impacto cruzado. “La crisis en la Argentina averió a la industria”, escribe hoy en uno de los editoriales el diario Folha de São Paulo. El consumo de las familias en Brasil crece lentamente, pero de donde no se espera contribución es del sector público de Bolsonaro.

Articulos relacionados