Toronto golpeó primero y sorprendió a Golden State en el partido inicial de la gran final de la NBADeportes 

Toronto golpeó primero y sorprendió a Golden State en el partido inicial de la gran final de la NBA

Con una defensa asfixiante, un Pascal Siakam que se disfrazó de Kawhi Leonard y un Marc Gasol decisivo, los Toronto Raptors derrotaron este jueves 118-109 a Golden State y golpearon primero en la Final de la NBA.

Los canadienses, en su primer partido en una final en los 24 años de historia de la franquicia, fueron superiores a los vigentes campeones de principio a fin gracias al aporte de todos sus hombres tanto en ataque como en defensa.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Mientras, los Warriors parecieron extrañar al lesionado Kevin Durant, MVP de las dos últimas finales, y solo el base Stephen Curry y el escolta Klay Thompson los mantuvieron con vida hasta el final con 34 y 21 puntos, respectivamente.

En un encuentro en el que todos esperaban otro rendimiento superlativo de Kawhi Leonard, quien finalizó con 23 tantos, fue Siakam el que marcó las diferencias con 32 puntos, junto a un Gasol (20 puntos y siete rebotes) estelar en todas las facetas del juego.

Pascal Siakam tapa una volcada de Draymond Green durante el primer juego de las finales de la NBA entre Toronto y Golden State. /Nathan Denette/The Canadian Press via AP/

“Tenemos a muchos jugadores que se mueven bien y están dispuestos a jugar en defensa. Lo usamos a nuestro favor. Creo que hicimos un trabajo bastante bueno. Cometimos algunos errores pero en general fuimos bastante sólidos”, celebró el camerunés tras el choque.

“Tenemos a los mejores aficionados de la NBA. Hoy en el primer juego hicimos lo que teníamos que hacer y ahora, vamos por el segundo partido”, agregó.

Klay Thompson (c), DeMarcus Cousins (i) y Quinn Cook (d) de Golden State Warriors en acción contra Toronto durante el primer partido de la final de la NBA, disputado este jueves en el Scotiabank Arena de Toronto. /EFE/Warren Toda/

Sin “KD” y a pesar de recuperar al pívot DeMarcus Cousins, de baja desde el 15 de abril, el técnico de los vigentes campeones Steve Kerr optó por Jordan Bell en el quinteto inicial y realizó numerosas sustituciones en busca de soluciones.

Pero solo un Curry encendido en el primer cuarto, con 11 tantos, logró neutralizar el brillante arranque de los locales.

El segundo cuarto intensificó la tendencia de ambos conjuntos. Con los suplentes en cancha, Siakam se apoderó del partido y estiró la final de los suyos a los diez tantos al momento de ir al descanso (59-49), una ventaja que ya no volverían a soltar.

Danny Green y Kawhi Leonard celebran la importante victoria ante Golden State en el primer juego de la serie final. /Gregory Shamus / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP/

El camerunés continuó con su exhibición tras la reanudación, con 14 puntos en los siguientes 12 minutos y, aunque los Warriors se aproximaron a cuatro (83-79), Kawhi logró zafarse de las agresivas defensas de Andre Iguodala y de Green para contribuir también en ataque.

Los Raptors lograron así mantenerse en cabeza tras el tercer cuarto, donde Golden State está acostumbrado a sentenciar sus partidos, y vivieron cómodos el último parcial, mostrando todas las características que los hicieron dominar la conferencia Este con una defensa superlativa, el acierto de sus hombres exteriores y, una vez más, la aportación del exterior Fred VanVleet saliendo desde el banco con 15 unidades.

Mirá también

La segunda batalla tendrá lugar el próximo domingo en Toronto, y los Warriors tendrán que mejorar mucho si no quieren volver a Oakland dos juegos por detrás en el marcador.  Fuente: agencias

Articulos relacionados