Empleo en caída acelerada y salarios golpeados rumbo a las PasoEconomía 

Empleo en caída acelerada y salarios golpeados rumbo a las Paso

por José Busaniche

DESDE ATRAS. Por lo que resta del año, las chances de una recomposición laboral son escasas. Por el lado del salario, un incremento real se vería recién en octubre, si la inflación no se dispara. Foto: Cedoc

En las últimas horas se conocieron datos oficiales que esclarecen el mal momento que atravie – sa el mercado laboral, como síntoma de la cruda crisis económica que vive el país desde mediados del año pasado. A la vez, también se difundieron los valores sobre la evolución de los salarios del sector privado y que dan cuenta del atraso que se viene acumulando. El empleo sumando pérdida de puestos mes a mes y las paritarias y convenios laborales que, en el mejor de los casos, aspiran a igualar el efecto inflacionario que carcome el poder adquisitivo, se combinan para dar forma a un sendero preocupante rumbo a las elecciones. El análisis de los datos y las proyecciones trazadas dan cuenta de que difícilmente se modifiquen en el corto plazo las variables que hoy se muestran contractivas. El Ministerio de Trabajo de la Nación difundió el jueves la evolución del registro de trabajadores asalariados del sector privado (cuya fuente es el Sistema Integrado Previsional Argentino) con datos a marzo de este año y la Encuesta de Indicadores Laborales (con registros de abril). Un día antes el Indec comunicó el Índice de Salarios, también a marzo pasado.

En rojo. El primer informe señaló que en marzo hubo 12.079.070 trabajadores registrados; 268.300 menos que un año atrás (-2,2% en un año), y 28.000 menos que en marzo de 2017 (-0,2%). También hubo una caída respecto de febrero de este año, de 0,3%. La gran caída se explicó por el sector privado: en marzo hubo 207.700 trabajadores registrados menos que en marzo de 2018 (-2,4%) y se redujeron tanto los asalariados registrados (-161.000), como los independientes (-58.400 trabajadores). En la comparación interanual Córdoba perdió 21 mil puestos de trabajo, entre marzo de 2019 y marzo del 2018. Se pasó de 522 mil empleos privados a 501 mil, una caída de 4,1% bastante por encima a la caída de provincias comparables.

El registro de Córdoba supera al de la provincia de Buenos Aires (2,5%), al de Capital Federal (2,4%), duplica al de Santa Fe (2,2%) y supera por mucho al de Mendoza (1,7). Al analizar los sectores donde se produjeron las altas y las bajas se constata que las pérdidas de empleo se están concentrando en sectores con fuerte incidencia en el entramado productivo y de servicios de Córdoba: los mayores incrementos interanuales se dieron en explotación de minas y canteras (+7,9%), pesca (+5,3%), agricultura (+0,3%) y enseñanza (+1,1%). En cambio, las mayores bajas ocurrieron en industrias manufactureras (-5,8%), comercio y reparaciones (-3,9%), transporte, almacenaje y comunicaciones (-3,3%) y hoteles y restaurantes (-2,5%). En ese contexto, una de las lecturas más preocupantes es que se aceleró la destrucción del empleo: en enero y febrero la pérdida interanual venía en torno al 2,2% y en marzo fue de 2,5%.

Encuesta. Asimismo, la Encuesta de Indicadores Laborales mostró que el empleo registrado privado en empresas de 10 empleados o más se redujo con respecto a abril de 2018 en todas las ramas de actividad con excepción de servicios comunales, sociales y personales. En la construcción bajó 7,5%, en la industria 4,5%, y en comercio, restaurantes y hoteles la caída fue 4%. En medio del proceso electoral las expectativas empresarias netas de aumento de dotación para los próximos tres meses arrojaron un valor negativo de 1,1%. Ese número se obtiene porque el 5,5% de las empresas espera aumentar su dotación de personal en los próximos tres meses, y el 6,5% espera disminuirla.

Consultoras. “En Córdoba todavía vemos sectores muy afectados, como el automotriz, el metalmecánico, el comercio que está muy golpeado y la construcción. A la industria le afecta la caída de la economía y en la construcción se empieza a notar el recorte de la obra pública”, advierte Alejandro Lanzaco, gerente General de la firma de gestión de recursos humanos Consultores de Empresas. Compañías como esa son auténticos termómetros para palpar de primera mano los movimientos en el mercado laboral. Según el ejecutivo, a la contracción general que se ve en la mayoría de los sectores se le contraponen algunas reactivaciones de nicho: servicios agrícolas, software y firmas de contact center que, con la devaluación se volvieron más competitivas regionalmente, muestran algunos signos alentadores.

Desde la oficina Córdoba de la consultora internacional Adecco, Florencia Achával completa el diagnóstico al reconocer que la recomposición laboral no se vislumbra para lo que queda del año: “Hacia adelante vemos una pausa en la demanda laboral que está muy vinculada al plano político y a la especulación electoral. Las industrias y las terminales se resintieron mucho, incluso creemos que pueden seguir achicándose. Es un mercado pausado y que está tratando de aguantar. Se está esperando que la tormenta termine de pasar. La perspectiva de ingresos o proyectos nuevos no se visualiza para este año”

La imagen de la semana: acuerdo Renault – Smata 


El miércoles 29 en oficinas del Ministerio de Trabajo de la Provincia, ejecutivos de Renault y representantes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata– Seccional Córdoba) firmaron un acuerdo para “proteger la fuente laboral y minimizar las pérdidas económicas” de la empresa ante la “caída del mercado laboral y su correlato, la producción de vehículos”. El acuerdo regirá hasta abril del 2020 y prevé una reducción a seis horas, en dos turnos, de la jornada habitual. Por esa reducción Renault abonará a su staff el 70% del salario neto. El acuerdo recibió las críticas de otros gremios, como la UOM, ante lo que consideran una “flexibilización laboral” a un mercado ya flexibilizado.


Lo más visto

Articulos relacionados