Se crió en la India, trabaja con Bill Gates y su misión es mejorar la conectividad en el campoEconomía 

Se crió en la India, trabaja con Bill Gates y su misión es mejorar la conectividad en el campo


Ranveer Chandra empezó el desarrollo de FarnBeats en 2014

La infancia de Ranveer Chandra en Bihar, al norte de la

India

, estuvo rodeada de necesidades. Todos los veranos, cuando terminaba la escuela, durante sus tres meses de vacaciones se la pasaba en el campo de sus abuelos agricultores.

Terminado el colegio, decidió continuar sus estudios en los Estados Unidos, donde logró el Doctorado en Ciencias de la Computación. En 2008, con 28 años, ingresó a Microsoft. Allí, con el apoyo de Bill Gates, emprendió un programa llamado FarmBeats, que busca transformar e innovar el agro a nivel mundial dando conectividad a zonas rurales carentes de comunicación.

El programa, que Chandra acaba de presentar en la Argentina, apunta a solucionar los problemas de conectividad de Internet existentes en las regiones rurales. Lo que se busca es el acceso a espacios libres de las frecuencias de TV. Allí se establecen enlaces de banda ancha con un alto rendimiento.

En este sentido, lo mejor para el programa es que no haya señal de televisión en los campos y así disponer de más canales blancos para el servicio. “Cuanto más canales de ruido haya en el campo, mayor es la conectividad. Construimos un router de wifi, que se le pone una antena y se conecta con kilómetros alrededor y la información le baja directamente al productor”, explicó Chandra.

“Yo creo que la agricultura basada en datos puede habilitar técnicas como la agricultura de precisión y ayudar a que sea más productiva, ahorrar costos, utilizar menos insumos y fertilizantes y a cuidar el medio ambiente”, añadió.

Para el investigador de Microsoft, la mayoría de los productores toman decisiones basadas en la intuición y su desarrollo apunta a reemplazarla por datos. El programa, a través de sensores, drones y otros elementos tecnológicos, ayudará a los agricultores a utilizar datos históricos de producción, tener pronósticos de clima de largo plazo, información de semillas modificadas genéticamente y predicciones de precios de productos básicos.

“Es democratizar la inteligencia artificial (IA) y ponerla en manos de quienes más la necesitan. No es un producto directo para el agricultor, sino para los “partners”, las empresas agrícolas que se van a asociar. Son ellos los que van a crear las soluciones para que los agricultores incrementen su productividad y su rentabilidad”, señaló.

En diálogo con
LA NACION, Chandra contó que su único contacto con la agricultura viene de cuando era un niño y veía a sus abuelos trabajar de una manera muy primitiva. “En esa época odiaba a la agricultura, odiaba al campo, porque en esos lugares no había electricidad ni baños. Estaba en el medio de la nada. Hasta los 18 años estuve ahí”, recordó.

“Así que esa experiencia con la agricultura me dejó una impresión muy fuerte, recordé que la producción agrícola estaba rodeada de mucha pobreza, con arados tirados por bueyes, pero, sobre todo, mucho trabajo manual”, agregó.


Chandra cree que el proyecto logrará mejorar la productividad de agricultores y ganaderos

Con el tiempo, Chandra entendió que la falta de recursos de los agricultores de su país se replicaba en todo el mundo. Por eso, en 2014 empezó a investigar sobre el tema.

“A través de mi investigación quería devolver algo al mundo, y eso me impulsó a desarrollar este proyecto. Pero el objetivo del proyecto se convirtió en algo mayor. El mundo tiene problemas de alimentos y para 2050 la producción de alimentos debe crecer un 70%, en comparación a 2010”, indicó.

Para Bill Gates, dueño de Microsoft, el proyecto es muy interesante y “está en línea con la misión de la compañía que es empoderar a todas las personas para lograr mejores resultados”.

“Gran parte de la población del mundo son productores agropecuarios y Bill es un apasionado en mejorar la vida de los productores rurales y ve el potencial que tiene este programa. No soy yo solo, toda la compañía se ha volcado a este proyecto”, dijo.

“Es una forma de obtener muchos datos de los campos que no se podían obtener hasta ahora. Creamos una técnica para meter señal de Wifi en esos canales blancos y que no interfieran en el resto de los canales”, explicó el ciudadano indio.

Chandra señala que para que el proyecto, que duró cuatro años de investigación, tenga éxito debe haber una alianza entre el sector privado y el público donde el apoyo de los gobiernos es fundamental. “El gobierno argentino nos ha dado mucho apoyo. Si estamos tratando de resolver el problema de alimentos en el mundo, la Argentina tiene que estar en la vanguardia”. De hecho, a eso apunta su programa de conectividad.

Ya llegaron a varios países con el programa, como los Estados Unidos, Finlandia, Reino Unido, Canadá, Singapur. “Pero al norte de la India no todavía. Mi pasión personal es llegar a la granja de mis abuelos, si lo consigo diré que he llegado, que mi misión está cumplida”, concluyó emocionado.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados