El PJ logra retener sus votos en las primeras disputas provincialesPolítica 

El PJ logra retener sus votos en las primeras disputas provinciales

En las seis elecciones a gobernador, el peronismo logró conservar un mayor caudal de votos que el macrismo respecto de hace cuatro años

Los resultados de las primeras seis elecciones generales de gobernador en el interior del país muestran que el peronismo logró retener, e incluso ampliar, los votos que cosechó en 2015, mientras que el desempeño de los partidos que integran Cambiemos registró avances en algunos distritos y retrocesos en otros.

Si se toman en cuenta las elecciones más recientes, como la de San Juan, se ve un avance importante del macrismo en las urnas. Mientras hace cuatro años el candidato de Pro, Martín Turcumán, había obtenido el 12,2%, el Frente con Vos (Cambiemos), que postuló este año a Marcelo Orrego, sumó el 33,8% de los sufragios. Semejante variación responde a que, esta vez, el candidato apoyado por el macrismo es del mismo partido (Producción y Trabajo) que en 2015 había obtenido el 30,6% y que había competido bajo el ala de Sergio Massa.

Turcumán volvió a participar este año -sin el sello de Pro- y obtuvo solo el 3,9%.

En tiempos de especulaciones sobre el impacto de las alianzas en las urnas, las votaciones en el interior del país en lo que va del calendario electoral demostraron que buena parte de la diferencia en los porcentajes entre los comicios de este año y los de 2015 pueden encontrar una explicación en nuevas uniones, desacoples y gestos políticos. Sin embargo, la conformación de frentes aglutinadores no reflejó en ningún caso una transferencia total de votos.


Sergio Uñac Fuente: Archivo

Así quedó claro, por ejemplo, en La Pampa. En 2015, el peronista Carlos Verna ganó la elección con el 48,6% tras competir contra los candidatos del massismo (6,8%) y del kirchnerismo (5,5%). Este año, los dos últimos no compitieron con sus propios candidatos y, en su lugar, sus jefes políticos manifestaron su apoyo a Sergio Ziliotto, delfín de Verna, que obtuvo apenas cuatro puntos más que su antecesor. Si rigiera la matemática en la política, Ziliotto debería haber obtenido el 60,9%, en vez del 52,6% que cosechó el 19 de mayo pasado. Esa misma jornada, por su parte, Cambiemos perdió casi cinco puntos de apoyo.

La transferencia de votos tampoco se reflejó en Río Negro, pero allí el macrismo resultó ser el perjudicado. En 2015, la Coalición Cívica-ARI y la UCR compitieron por separado y sumaron el 13,2% en total. Para este año, el partido de la diputada Elisa Carrió no presentó candidato y apoyó públicamente al postulante del radicalismo. El resultado fue pobre: 5,6%.

El caso de Misiones fue similar. En la provincia que eligió gobernador anteayer, los partidos que integran Cambiemos jugaron divididos en 2015. El Frente Vamos Juntos, que postuló a Alex Ziegler, estaba compuesto por Pro y la Coalición Cívica y sumó el 13,5% de los votos, mientras que la UCR llevó como candidato a Gustavo González y salió tercero, con el 8,5%.

En un intento por sumar los votos, este año se conformó Cambiemos y el candidato fue el senador nacional Humberto Schiavoni, que quedó en segundo puesto, con el 17,3%, muy lejos de Oscar Herrera Ahuad, que arrasó con el 73%. Pese a la unidad, el macrismo en su conjunto obtuvo 4,7% puntos menos que en 2015.

En Córdoba, en tanto, se dio una situación particular. El kirchnerismo participó en 2015, pero este año se bajó poco antes de la elección. El peronismo (que postuló a Juan Schiaretti) obtuvo en 2015 el 39,9% y este año ganó con el 53,9%. El kirchnerismo, que había obtenido el 17,7% hace cuatro años, no manifestó públicamente su apoyo al gobernador. Por su parte, Cambiemos jugó dividido y sus candidatos cosecharon menos votos que en 2015.

Hubo una provincia en la que la grieta no funcionó para beneficiar a ninguna parte. El intento de polarizar le jugó en contra tanto al peronismo como al macrismo en Neuquén, que abrió el calendario electoral. En comparación con 2015, ambos espacios perdieron alrededor de cinco puntos, mientras que el Movimiento Popular Neuquino (MPN) logró retener el poder una vez más.

Uñac, a favor de una gran paso peronista

El gobernador reelecto de San Juan, Sergio Uñac, se pronunció ayer a favor de una gran PASO en el peronismo entre Sergio Massa, Roberto Lavagna y Alberto Fernández, al sostener que “sería muy interesante” para “lograr aglutinar un porcentaje muy alto” del electorado, aunque no descartó incluir en esa compulsa al mandatario de Salta, Juan Manuel Urtubey.

“Podríamos lograr aglutinar un porcentaje muy alto del electorado argentino”, sostuvo Uñac en declaraciones a FM Futurock, al ser consultado sobre la posibilidad de que Massa, Lavagna y la fórmula integrada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner compitan en una gran interna. Según Uñac, reelegido el domingo con más del 55 % de los votos, el objetivo sería “acordar con todos los que podamos”. “Es importante valorar quiénes se quieren someter al desafío para que los argentinos los voten”, agregó.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados