Una plataforma apunta al manejo sostenible de la soja en el ChacoEconomía 

Una plataforma apunta al manejo sostenible de la soja en el Chaco


El Chaco tiene 65 millones de hectáreas, de las cuales hay 13 millones con algún sistema productivo

En busca de encontrar una simbiosis entre producción de soja y conservacionismo e impulsar el desarrollo sustentable de la región chaqueña, se lanzó una plataforma digital que incorpora variables ambientales y sociales en la planificación de los negocios ligados con la producción.

En línea con lo que ocurre en Brasil, donde ya está en funcionamiento, Agroideal, tal el nombre de la plataforma, brinda un mapeo de los aspectos económicos, productivos, sociales y ambientales del territorio para tomar las mejores decisiones productivas y financieras.

Además, incorpora indicadores inéditos para la región y reúne información que se encontraba dispersa y poco accesible, por ejemplo números sobre productividad de soja, mapas de poblaciones originarias y superficies de bosques nativos, con el fin de que el usuario evalúe y analice si su plan de negocios es no solo rentable sino también sostenible.

La plataforma ofrece 35 capas de datos, con uso libre y gratuito, inteligencia territorial multidisciplinaria y un enfoque multisectorial para la planificación del uso de la tierra.

En diálogo con
LA NACION, Santiago Gowland, vicepresidente ejecutivo de Innovación Global y director general para América Latina de The Nature Conservancy (TNC), una de las ONG que llevó adelante el proyecto, explicó el impacto de la herramienta.

“Esto no es una grieta entre conservación y mercado, sino que se busca una integración. Muchas empresas ya se dieron cuenta que sin el cuidado del capital natural que sustenta su producción tampoco tienen futuro. El agua y la tierra están colapsando. Hay convergencia en donde se dice que tiene que haber una forma distinta de hacer las cosas, sustentable a largo plazo”, remarcó.


Santiago Gowland, durante la presentación de la plataforna

Para Sebastián Malizia, director ejecutivo de la Fundación ProYungas, la otra ONG local que desarrolló el programa, lo novedoso es analizar eventuales riesgos ambientales o sociales y oportunidades de conservación. “Al vincular estos tres ejes, lo económico social y ambiental podemos tener negocios sustentables donde todos ganan”, señaló.

Con 65 millones de hectáreas que tiene el Chaco, hay 13 millones de ellas con algún sistema productivo. “Hay margen y oportunidad de seguir transformando y expandiendo la frontera agropecuaria, pero se debe hacer de manera sustentable y planificada”, dijo Malizia.

Agregó: “La idea no es llegar directamente a los productores sino a los eslabones intermedios, es decir a empresas de acopios o que comercializan granos”.

Se avanzó con el proyecto luego de un año y medio de charlas con distintos actores (empresas comercializadoras, bancos, consultores, el Conicet, el INTA, universidades y otras ONGs).

Al respecto, Hernán Zunino, coordinador de la cadena de valor de la soja de TNC en la Argentina, contó que la plataforma fue discutida por todo el sector. “Se llegó a un consenso con toda la cadena de valor”, indicó.

En cuanto a por qué la herramienta solo apunta a la soja, Zunino explicó que el mercado vinculado con este cultivo está más concentrado en grandes jugadores que pueden tener un impacto y producir cambios más profundos. “En cambio, otros cultivos están más segmentados o son más pequeños en términos de área o zona que ocupan”, expresó. Agregó que se busca que las grandes empresas “tengan en cuenta no solo el componente económico sino también el eje ambiental y social”.

Gowland evaluó: “Durante años cada actor tenía su propia visión de la sustentabilidad y de la productividad y su propio lenguaje y era generalmente en polarización con el otro. Hoy, logramos un entendimiento común con los distintos sectores”.

Para el ejecutivo de ProYungas, el desafío para la zona es armonizar todos los intereses en torno de la producción. “El Chaco es una región enorme con mucha biodiversidad y con mucho potencial productivo. No hay que correr una actividad sino que tenemos que organizarnos porque hay espacio para todos”, concluyó.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados