Lavagna apuesta a sus aliados socialistas y a quebrar la grietaPolítica 

Lavagna apuesta a sus aliados socialistas y a quebrar la grieta


Roberto Lavagna Fuente: Archivo – Crédito: Rodrigo Néspolo

Cuestionó duro a Macri y al kirchnerismo en una recorrida por Rosario junto a Lifschitz

El candidato a presidente de
Consenso Federal,
Roberto Lavagna, buscó ayer en
Rosario instalar la idea de que los gobiernos de
Cristina Kirchner y del presidente
Mauricio Macri fueron parte del mismo fracaso económico y desde esa premisa intentó atraer el voto “blando” del macrismo y del kirchnerismo que podrían estar dispuestos a cambiar su sufragio por diversos motivos.

“Está claro que los dos últimos gobiernos, el de Macri y Cristina Kirchner, a pesar de haber tenido distintas políticas económicas, ambas han fracasado”, dijo. “No insistamos entonces con seguir eligiéndolos”, agregó el exministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner.

En el comando de campaña de Lavagna explicaron a
LA NACION que la estrategia de su gira por Santa Fe fue buscar el “voto blando” de Macri. Los estrategas de Lavagna tienen encuestas que indican que el 65% de los votantes del Presidente “podrían cambiar el sentido de su voto”.

Lavagna quiere explotar el miedo de algunos al regreso del kirchnerismo y el desencanto o desesperanza de quienes votaron a Macri. De allí que Lavagna sostiene la idea de que “Macri ya perdió” y de que “los últimos ocho años fueron los peores” para refrescar la memora de los que puedan temer un regreso de Cristina Kirchner a los primeros planos.

“No insistamos en seguir eligiendo entre dos políticas económicas opuestas que han fracasado”, señaló Lavagna. “Una economía que no crea empleo hace ocho años es una economía que inevitablemente aumenta la pobreza”, agregó.

Durante la gira, el exministro de Economía estuvo acompañado de la intendenta de Rosario, Mónica Fein, por el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y por el candidato a diputado nacional por la provincia, Enrique Estévez. También estuvo presente el presidente del Partido Socialista, Antonio Bonfatti.

Lavagna había visitado las localidades de San Nicolás y Pergamino el jueves último. En su equipo le asignaron una fuerte importancia a la presencia de Lifschitz, Bonfatti, Fein y Estévez porque despertaría, dicen, “una fuerte potencialidad de construcción política a futuro como oposición”.

Lavagna insistió ayer en que “el gobierno de Macri está copiando las medidas que propone su espacio” desde antes de las PASO. Enfatizó: “Son una copia mala y tardía de las propuestas de Consenso Federal, lo hacen como manotazo de ahogado”.

La encuesta privada sobre la cual Lavagna asienta su nueva estrategia de campaña indica que el 75% piensa que “el país está peor que hace 1 año”; casi seis de cada diez afirman que su calidad de vida empeoró desde que gobierna Macri y que los principales problemas que tiene son económicos. Es por ello que Lavagna habla preponderantemente de economía.

También el sondeo señala que Lavagna “es el candidato mejor evaluado” en imagen. Indica que “el 22% de los argentinos podría cambiar su voto respecto a las PASO” y que “el 65% sí podría (potencialmente) votar por Lavagna”, aunque la mayoría opta hoy por otros candidatos.

Por su parte, Estévez pidió el voto de los santafesinos para “ir al Congreso Nacional para que se respete el federalismo”. El dirigente socialista dijo que en el presupuesto 2020 no se observa todavía ninguna asignación de recursos destinados al transporte público del interior del país: “Es una de las muestras de la violación sistemática del federalismo”. También insistió en la necesidad de “crear laboratorios nacionales públicos de medicamentos”.

ADEMÁS

Articulos relacionados