“Si se cierra la economía, estamos preparados para fabricar más”Economía 

“Si se cierra la economía, estamos preparados para fabricar más”

por Patricia Valli

Realista. “No esperamos milagros, pero sí salir de la caída de consumo”, asegura Luis Galli, que apuesta a nuevas líneas. Foto: cedoc

“Hoy el consumo vive una crisis más profunda de lo que esperábamos”, dice Luis Galli, CEO del Grupo Newsan, que fabrica electrodomésticos en Ushuaia, pero que apostó además por turbinas para energía eólica, tiene un pie en las actividades pesqueras y esta semana anunció que amplía su oferta con la importación de bicicletas, a partir de un acuerdo con Fuji-ta y la marca Battle. Es un desarrollo propio para el mercado local, que llegará a 750 mil unidades (de todas las marcas) este año.

—El grupo se diversificó con pesca, electrodomésticos, turbinas eólicas. ¿Cómo entran las bicicletas en el negocio?

—Lo que diferencia a las empresas es la posibilidad de diversificarse, reconvertirse a tiempo. Hoy el consumo vive una crisis más larga y más profunda de lo que esperábamos, por eso en el medio nos reestructuramos, nos reconvertimos constantemente. Newsan no está pensando en cómo reestructurar deuda con los bancos. Generamos una nueva unidad de negocios que es la de movilidad sustentable. Esta alianza es con Battle, el principal fabricante del canal profesional de bicicletas.  

—¿Siguen pensando en electrodomésticos o línea blanca?

—Con LG cerramos un acuerdo para la fabricación de la nueva línea para lavarropas. Estamos terminando de instalar una línea para la fabricación de carga frontal en la planta de Avellaneda. Estamos negociando para volver a fabricar aire acondicionado con LG en Ushuaia. Buscamos nuevos negocios, ya sea a través de la importación o la producción.

—¿Son un intermediario de las multinacionales ?

—Es un vehículo muy atractivo para las multinacionales que quieren bajar su exposición en la Argentina. Tenemos socios internacionales a los que les resuelve el mercado argentino, que es muy imprevisible, con mucha volatilidad.

—Las bicicletas serán importadas. ¿Con un tipo de cambio alto, es factible?

—Siempre hacés la cuenta de si te conviene fabricar o importar. Por ahora arrancamos con la importación, pero si en algún momento es necesario, podremos hacer la fabricación local. Tenemos plantas en Avellaneda, Campana, un centro logístico en Lanús, cinco plantas en el Sur. Estamos preparados para que, si hay un cambio, si se cierra más la economía, podamos fabricar más. Si se abre el mercado, importamos más. Según sea lo que convenga.

—¿Qué perspectivas tienen para el año que viene, con un posible cambio de gobierno?

—Falta que se definan muchas cosas para ver cómo va a ser la economía del año que viene. El que venga va a tener una enorme tarea de ordenar la macroeconomía. No esperamos ningún milagro. Va a ser difícil, pero esperamos salir de la caída de consumo. Nuestro negocio depende del valor del  dólar, la tasa de interés, el salario real y el ánimo de la gente. Las cuatro variables están complicadas.

—Prevén una reconfiguración del modelo de Ushuaia?

—Se viene hablando mucho en los últimos días y hay que definir la renovación del régimen, que vence en 2023. Valoramos que después de cuatro años se haya entendido la importancia de que la Argentina tenga una industria electrónica y el esfuerzo que hicieron empresas, sindicatos. Hoy los precios son más baratos que en Brasil y parecidos a Chile. Tener certezas sobre la renovación del régimen permite nuevas inversiones.

“El reperfilamiento no ayuda a empujar el mediano plazo”

El año pasado, Newsan anunció una inversión de US$ 22 millones en su planta de Campana con la danesa Vestas para fabricar turbinas eólicas, que tuvieron entre los primeros clientes, entre otros,  a Pampa Energía.

—¿Cómo está el sector de energía renovable hoy?

—El acuerdo se armó según el mediano y largo plazo pero después lo superó la realidad de la economía argentina. El reperfilamiento no ayuda a empujar el negocio de mediano y largo plazo. Si no existen nuevos parques eólicos, no existen nuevas turbinas. La continuidad va a depender de la política del nuevo gobierno y de que se restablezca el crédito para los desarrolladores. Es una lástima que los pasos que se dieron en renovables no siguieran avanzando. Sería retroceder porque el mundo va hacia ese modelo. Esto es un ejemplo de la responsabilidad de los empresarios para no interrumpir las inversiones. Hay que mostrarla en los tiempos de crisis.


Lo más visto

Articulos relacionados