Faja oculta y caminar errático: por qué Macri tiene dolor de espalda y cómo se lastimóPolítica 

Faja oculta y caminar errático: por qué Macri tiene dolor de espalda y cómo se lastimó

Con una faja y visiblemente molesto para caminar. Así llegó ayer a Tucumán el presidente Mauricio Macri para encabezar una nueva convocatoria del “sí, se puede” en una provincia donde obtuvo un resultado muy adverso en las PASO de agosto. Además de la incertidumbre por su salud, el arribo despertó polémica porque volvió a utilizar el avión presidencial para un acto de campaña.

El video dura apenas unos segundos pero sin lugar a dudas llamó la atención. En las imágenes se observa a Macri descendiendo del avión presidencial en la provincia de Tucumán con una faja y una molestia muy notoria para caminar. Rápidamente el mandatario se abrochó los botones del saco y la faja quedó oculta.

Sin embargo, el hecho causó un gran interrogante: ¿qué le pasa al presidente? Fuentes de la Casa Rosada confirmaron a BigBang que Macri padecía un dolor de espalda, aunque evitaron precisar a qué se debían los dolores y cómo se habían originado.

Leé también | El reclamo de Manuela, la jubilada “cenicienta” tucumana a la que Macri le besó los pies

Horas más tarde, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fue consultada durante una entrevista televisiva en Canal 9, donde relató que el presidente se lesionó jugando un partido de fútbol durante el fin de semana. “Jugó al fútbol y se lesionó”, afirmó la ministra, al referirse a los dolores en la zona lumbar de Macri, que le provocaban dificultades para caminar.

LA POLÉMICA POR EL AVIÓN

Lo cierto es que el viaje por Tucumán del presidente no estuvo exento de críticas y cuestionamientos, ya que utilizó el avión presidencial para ir a la masiva marcha del “sí, se puede”, un acto de campaña en la busca de su reelección, algo que ya le valió críticas en varias ocasiones.

Leé también | ¿Qué quiso decir, señor? La insólita justificación de Manzur sobre el uso del avión sanitario para la campaña

Sin ir más lejos, en julio pasado utilizó el helicóptero presidencial para actividades de campaña en el barrio porteño de Belgrano, lo que había despertado polémica y rechazo, aunque en el Gobierno destacaban que era por cuestiones de “seguridad”. Meses antes, en Córdoba había asistido a una peluquería utilizando el helicóptero, lo que le valió una denuncia en la justicia del senador Carlos Caserio.

UN BESO EN EL PIE A LA “CENICIENTA” TUCUMANA

Sin lugar a dudas, lo más llamativo del acto del presidente en Tucumán fue el momento en el que besó en el pie a una mujer de 72 años que cumplía años y que subió emocionada al escenario a saludar a Macri en la marcha del “sí, se puede”. Ni bien subió, el presidente comenzó a cantar el cumpleaños y la mujer dijo que lo amaba y que había perdido un zapato. “Manuela, una Cenicienta, ¿dónde está el príncipe? Ya tengo una hechicera (el apodo de la primera dama, Juliana Awada) y ahora tengo una Cenicienta”, dijo y se agachó para besarle el pie. “Estoy acá, mi amor, aprovechá que hoy vine sin Juliana”, le dijo a otra mujer que le gritó.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Articulos relacionados