EE.UU. y Brasil, en la agenda de viajes de Alberto FernándezPolítica 

EE.UU. y Brasil, en la agenda de viajes de Alberto Fernández


El presidente de la Nación, Alberto Fernández

El Gobierno contempla ambos destinos como opciones para una gira inaugural de Alberto Fernández, que tendría lugar el mes próximo; el objetivo es distender los conflictos abiertos

Alberto Fernández definirá en las próximas semanas sus primeros viajes internacionales. Los gestos recientes de acercamiento a Brasil y la intención de recomponer el vínculo con Estados Unidos (pese a los roces de los últimos días) posicionaron a los países como posibles prioridades, pero en el Gobierno todavía no confirman cuál será el primer destino. Antes, dicen, Fernández se dedicará a los frentes internos.

Brasil no se incluía entre las principales opciones para el primer viaje de Fernández hasta que, el jueves, se dio una señal notoria de distensión con el gobierno de
Jair Bolsonaro tras meses de una conflictividad discursiva creciente.

La invitación del mandatario brasileño a su par argentino para que visite Brasilia fue inesperada y “muy bien recibida” por la Casa Rosada, según supo LA NACION de fuentes al tanto de la política exterior del Frente de Todos. La Cancillería evaluaba en las últimas horas una respuesta formal y los gobiernos ya trabajan para que haya una reunión entre los mandatarios el mes próximo, con lugar a confirmar.

Bolsonaro cursó la invitación a Fernández poco después de reunirse con su vicepresidente, el general Hamilton Mourão, que asistió a la ceremonia de asunción. El funcionario le transmitió los resultados positivos de las conversaciones que mantuvo con el Presidente y con el embajador designado en Brasil, Daniel Scioli, el día del traspaso, lo que colaboró a aliviar la mala relación que hasta ahora habían demostrado tener los mandatarios.

“Estoy a disposición si él quiere visitarnos. Está invitado, será motivo de satisfacción”, dijo Bolsonaro, y afirmó que los países “seguirán siendo grandes socios” en el continente.

El cambio en el tono del vínculo se dio además luego de que Fernández destacara en su discurso de asunción la cercanía histórica entre la Argentina y Brasil, más allá de las diferencias personales que puedan existir entre sus líderes. Bolsonaro calificó la referencia de “excelente”.

En medio de la distensión, Scioli hizo el jueves un viaje relámpago a Brasil para mantener encuentros con el personal de la embajada argentina y para evaluar alternativas de agenda para que se concrete el encuentro entre los presidentes. Mientras, Scioli se espera que su pliego ingrese al Senado.

El mismo proceso deberán atravesar el resto de los embajadores designados por Fernández, como es el caso de Jorge Argüello, que liderará la representación argentina en Estados Unidos. El diplomático será el encargado de definir los detalles de la primera visita oficial del Presidente a Washington, también prevista para principios de 2020.

El gobierno de Donald Trump envió a funcionarios de peso para la ceremonia de asunción, en la que se registró un cruce que las administraciones minimizaron poco después, pero que se extendió hasta el fin de semana. La partida antes de tiempo del director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad, Mauricio Claver-Carone, por la presencia de enviados del gobierno de Nicolás Maduro fue un chispazo bilateral en las primeras horas del nuevo gobierno. Sin embargo, tanto la Casa Rosada como Washington relativizaron el desplante de Claver-Carone y calificaron el almuerzo entre el Presidente y el subsecretario Michael Kozak de “muy positivo”.

El funcionario incluso le transmitió a Fernández una invitación para asistir a un evento “vinculado al petróleo” el martes próximo. Aunque el mandatario no asistirá esta vez, sí se comprometió a enviar a una delegación argentina.

Mientras resta definirse la fecha del viaje a Washington, la llegada de Evo Morales a la Argentina provocó malestar en el gobierno de Trump. Mientras el exmandatario boliviano firmaba los papeles como refugiado, Kozak recordó en Twitter -aunque sin mencionar a la Argentina- que Morales había cometido fraude en las elecciones. “Evo renunció porque sabía que el pueblo boliviano no aceptaría una elección fraudulenta, con serias irregularidades como ?alteraciones en las actas y falsificación de firmas’ por parte de sus funcionarios electorales”, dijo.

Europa también figura entre las opciones para los primeros viajes de Fernández. El Presidente había suspendido a último momento una gira por Francia, Italia y Alemania antes de asumir por problemas de agenda con los gobiernos anfitriones. El viaje, que comenzó a organizarse en noviembre a partir de una invitación personal de Emmanuel Macron, quedó postergado hasta nuevo aviso.

ADEMÁS

Articulos relacionados