“El alivio se tiene que sentir ya, muchachos”: las frenéticas horas de Alberto en La Rosada y las medidas que prepara contrarrelojPolítica 

“El alivio se tiene que sentir ya, muchachos”: las frenéticas horas de Alberto en La Rosada y las medidas que prepara contrarreloj

Diez de la noche del lunes. Alberto Fernández lleva casi siete días como presidente y pasó su primer fin de semana en La Rosada a puro anuncio -actualización de retenciones, impuesto a las compras en el extranjero-. Acaba de despedir al equipo de Telefe noticias de su despacho, en una entrevista en la que sumó nuevas medidas para los sectores más vapuleados: doble bono de fin de año para jubilados y AUH. Pasaron pocas horas desde que envió al Congreso el paquete de medidas bautizado como la “Ley de Solidaridad social” y sabe que por la mañana tendrá que ir a la sede de Smata para presentar el “Plan automotor”. Su equipo sigue en Balcarce, trabajando contrarreloj para cumplir con el pedido que les hizo Fernández el lunes 28 de octubre, sólo horas después de que las urnas ratificaran la victoria electoral de las PASO: “El alivio se tiene que sentir ya, muchachos. En enero a más tardar”.

El alivio se tiene que sentir ya, muchachos. En enero a más tardar”

Cuesta creerlo, pero hace sólo seis días llegaba al despacho presidencial, con una Plaza de Mayo colmada que celebraba el inicio de su gestión. “No tenemos cien días de gracia, tenemos que empezar ya”, fue la primera directiva. Y así, todos los equipos pusieron primera con un orden de prioridad claro. “Empezamos por los que peor la están pasando y no pueden esperar más. Estamos trabajando las 24 horas, tratando de cumplir y tener un anuncio atrás del otro. Estamos reuniéndonos todos con todos, citando a todos y dialogando con todos”, reconocen a BigBang desde el albertismo.

Las primeras medidas causaron cierto malestar en aquellos sectores a los que les llegó la hora de “aportar lo propio”. No fue una novedad para nadie: desde que comenzó la campaña, el leitmotiv de Fernández fue claro: “Vamos a tener que poner todos, sino no salimos adelante”. Pero la actualización de las retenciones agrarias causó el fin de semana la resistencia del agro, situación aprovechada desde la flamante oposición, que no tardó en arengar una marcha en contra del Gobierno a menos de diez días del traspaso de mando.

“Hay medidas que no son populares para algún sector, pero en eso vamos a bancar los trapos y vamos a explicar bien las decisiones”, reconocen. En efecto, mientras gran parte del equipo mantiene reuniones con distintos diputados para acelerar el tratamiento en recinto del proyecto presentado el lunes, otros se encargan de explicar la agenda. Tal fue el caso del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien se cargó el fin de semana la misión de explicar la actualización del impuesto al agro en más de un medio: “Esos derechos tenían una parte movible y una parte fija. La fija estaba anclada a un valor fijo, era un porcentaje pero que a su vez tenía un tope fijo que eran los famosos cuatro pesos por dólar. Cuando se toma esa medida el dólar estaba 36 pesos, hoy está 63. Lo que hicimos fue quitar ese tope para que se actualice. En términos objetivos no tocamos las retenciones”.

Mientras tanto, fue Sergio Massa quien acompañado por el ministro de Agricultura, Luis Basterra, se reunió el lunes a primera hora en la Cámara de Diputados con la Mesa de Enlace para tranquilizar las aguas. Se alcanzó una tregua y se sostuvo la bajada de línea presidencial: “Necesitamos al campo y vamos a apoyarlo, pero todos los sectores van a tener que aportar lo propio”.

“La tarjeta alimentaria tiene que estar a pleno a principios de enero”

En simultáneo, Daniel Arroyo se reunió con sus pares provinciales en la sede del ministerio de Desarrollo Social. El principal tema de agenda es uno de los pedidos más urgentes del propio Alberto: que comience cuanto antes a circular la tarjeta alimentaria. “El plan es que esté en la calle lo antes posible y que a principios de enero ya esté en total funcionamiento. Para eso, se tienen que reunir cada intendente o gobernador con los supermercadistas por la cantidad de dinero que va a implicar”.

Se va a convocar al Congreso de nutricionistas. La preocupación es el hambre y el tipo de alimentación al que se busca llegar”

“Sólo en Concordia, por la cantidad de tarjetas, se van a mover $35 millones”, advierten, al tiempo que destacan que el otro pedido del presidente tiene anclaje en la mejora de la nutrición. Es por eso que las reuniones son clave a la hora de establecer los productos alcanzados. “Se va a convocar al Congreso de nutricionistas. La preocupación es el hambre y el tipo de alimentación al que se busca llegar”, anticipan. En ese sentido, habrá negociaciones sectorizadas para “bajar los costos de la gente que la está pasando mal”. Una vez más, el pedido de Fernández es contundente: “En un mes tienen que sentir el impacto del alivio”.

La primera medida está en marcha: que haya de nuevo plata en los bolsillos. En línea con los anuncios del presidente con respecto a los bonos para jubilados (dos cuotas de cinco mil pesos a cobrar en diciembre y enero), se suma el Plan Alimentar. “A toda mujer que tiene un embarazo de tres meses o tenga hijos de hasta seis años, vamos a darle cuatro mil pesos mensuales si tiene un hijo y seis mil si tiene dos hijos o más”, detalló Fernández desde La Rosada.

El anuncio del congelamiento tarifario por seis meses va en línea con el plan de Alberto y se complementará con un anuncio que podría llegar en los próximos días y en el que todavía trabajan los equipos: desdolarizar el precio del combustibles. Las medidas, que parecen aisladas, están todas interconectadas. Los créditos para emprendendedores a tazas del tres por ciento, por ejemplo, se complementa con la activación de un plan de capacitación para trabajadores que se llevará adelante desde el Ministerio de Desarrollo Social, en diálogo con los intendentes. “La capacitación no sólo busca generar empleo, sino que la idea es que puedan acceder a los microcréditos. En otras palabras, que se empiece a reasignar lo que era el viejo bolsón de comida y vuelva el trabajo”.

“Hay una reasignación de partidas para acomodar las prioridades. Todo lo que esté vinculado a la investigación, por ejemplo, no va a estar afectado por el gravado de impuestos a la compra extranjero”, reconocen, en línea las críticas que realizó Gino Tubaro, el joven inventor de 23 años que lleva adelante el proyecto Atomic Lab, con el que entrega prótesis a personas de todo el país que no tienen manos. El acuerdo con el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, es ese: el impuesto no afectará a los insumos médicos, ni a los insumos vinculados a la investigación.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Articulos relacionados