Los grandes cambian técnicos pero en River se mantiene Marcelo GallardoDeportes 

Los grandes cambian técnicos pero en River se mantiene Marcelo Gallardo

 Es la Superliga de la incertidumbre. Nadie sabe lo que va a pasar. En la pelea por el título hay 13 equipos separados por apenas seis puntos cuando faltan siete fechas. Y la lucha por mantener la categoría, no la definirá este torneo sino los 11 partidos de la Copa de la Superliga ​que comenzará en marzo. Arriba están todos los grandes, y los cinco instalaron dudas en el banco de suplentes en el último mes. A excepción de River y San Lorenzo​, los otros tendrán nuevos entrenadores a partir de enero. Además, en las 16 fechas, casi la mitad de los clubes cambió de técnico.

En Boca, uno de los escoltas del único líder, Argentinos, cambió todo. Después de la eliminación ante River en la Libertadores, Gustavo Alfaro​ comenzó a vislumbrar un futuro fuera del club. Así, después de empatar con Vélez el 10 de noviembre en Liniers, se despachó con esta frase: “Recibí muestras de apoyo muy fuertes desde todo el plantel o de jugadores particulares. Hay un jugador que jugó en el exterior que me dijo: ‘Mirá, en el primer año de Guardiola en el Manchester (City), le trajeron muchas figuras y terminó tercero”.

Miguel Angel Russo, muy cerca de ser el nuevo técnico de Boca (Foto: Juan José García)

Además, agregó: “¿Sabés por qué dirijo Boca? Vinieron Aníbal Matellán y Burdisso a hablar conmigo por lo que yo era como DT y el manejo del grupo y mi compromiso. Nunca hice lobby ni mandé a un representante a hablar con nadie”. Y había dejado en claro que quería seguir. “Si me ofrecen seguir, sería un reconocimiento al trabajo que vengo haciendo. Hay cosas decisivas que no se evaluaron de la misma manera en los partidos”, sostuvo.

Lo concreto es que el resultado de las elecciones en Boca lo eyectó. Juan Román Riquelme, el nuevo vicepresidente y hombre fuerte del Departamento de Fútbol, ya inició negociaciones con Miguel Angel Russo​, quien estuvo en el club en 2007, cuando ganó la última Copa Libertadores del Xeneize. El anuncio es inminente.

Mirá también

En River ​no hay crisis. Hubo tristeza por no ganar la Libertadores ante Flamengo, pero cerró el año con un nuevo título: la Copa Argentina. Eso sí: había incertidumbre por la continuidad de Marcelo Gallardo​, especialmente cuando manifestó antes de la final en Perú, en una nota para TNT Sports: “Que yo viva el fútbol de la manera que lo vivo hace que en cada final de año haga un replanteo de mi situación porque yo también necesito pensar en mí, en mis energías, en mi salud, en mi tiempo. Más allá de que haga lo que me hace feliz, y de que estoy contento donde estoy, siempre hay posibilidades de reflexionar y generalmente lo hago a fin de año. Eso no quiere decir que tenga una decisión tomada con respecto a mi futuro profesional, pero sí necesito tomarme ese tiempo para pensar y reflexionar sobre lo que quiero hacer. Solo es eso, y deberíamos hacerlo todos”.

Marcelo Gallardo con la medalla de la Copa Argentina ganada en Mendoza. Foto Maxi Failla

Todos esperaban que el Muñeco definiera su futuro después de la final de la Copa Argentina y antes de fin de año. Pero el técnico de River sorprendió como en muchos planteos tácticos de su equipo. En la conferencia de prensa realizada dos días antes de la final con Central Córdoba de Santiago del Estero, alivió los corazones millonarios al afirmar: “El 2 de enero voy a empezar la pretemporada con River”. En realidad comenzará el viernes 3. El equipo está a tres puntos de Argentinos y tiene un encuentro pendiente ante Independiente que se jugará el 19 de enero.

Racing, a cuatro puntos del Bicho, comenzó a despedirse de Eduardo Coudet a principio de mes. Desde entonces el Chacho tenía todo arreglado para ir a dirigir al Inter de Porto Alegre​. No lo decía en público, pero se lo había comunicado primero al presidente, Víctor Blanco​, luego al manager, Diego Milito, y por último al capitán, Lisandro López.

El último título de Coudet en Racing, el Trofeo de Campeones. Foto: Télam

La Academia inició la búsqueda de un nuevo técnico. Primero llamaron a Guillermo Barros Schelotto y a Rodolfo Arruabarrena, y dijeron que no. Luego Diego Milito viajó a Brasil para negociar con Jorge Sampaoli, quien había anunciado que no seguiría en el Santos. No hubo acuerdo económico. Finalmente, Sebastián Beccacece se reunió con Blanco y con Milito para arreglar todo de palabra. Cuando ellos vuelvan del sorteo de la Copa Libertadores​ se firmará el contrato y Beccacece pasará en poco más de tres meses de Independiente a Racing.

Mirá también

El Rojo no juega bien y, a pesar de la salida de Beccacece y el interinato de Fernando Berón, está a nueve puntos y tiene el pendiente con River. Hubo charlas con Diego Forlán​ para que se hiciera cargo de la Secretaría Técnica pero no aceptó. Tras dos victorias, la dirigencia no veía con malos ojos la continuidad de Berón, en una época de achicar gastos. Las últimas actuaciones del equipo lo debilitaron y volvería a las inferiores. Hablaron en México con Bruno Marioni para que fuera el nuevo coordinador. Pero por ahora, todo es una gran incógnita en el Rojo.

A diferencia de los Diablos de Avellaneda, San Lorenzo se acomodó y está a cuatro puntos de Argentinos, tras la salida de Juan Antonio Pizzi y el interinato de Diego Monarriz y Hugo Tocalli. Antes de las elecciones hubo sondeos con Jorge Fossati, Ariel Holan y Hernán Crespo. Pero Marcelo Tinelli, flamante presidente, confirmó a Monarriz en el cargo para 2020, ahora ya sin la compañía de Tocalli.

Los otros cambios

La Superliga ya se devoró a 11 entrenadores en 16 fechas disputadas. Aunque cambian los formatos de los torneos año tras año, hay una constante: el cargo de técnico sigue tan inestable como siempre. El primero en sucumbir fue Lucas Bernardi en Godoy Cruz de Mendoza. El técnico había asumido en marzo de este año, en reemplazo de Marcelo Gómez. En paralelo al comienzo de una temporada, el Tomba quedó eliminado en octavos de final de la Libertadores. Tras cuatro derrotas al hilo, fue despedido.

La quinta fecha fue el punto final para dos entrenadores: Hernán Crespo en Banfield y Darío Ortiz en Gimnasia. Los resultados adversos y la comprometida posición en la tabla de promedios eyectaron a ambos. El Lobo vivió pegó el gran golpe de efecto al contratar a Diego Maradona. Una fecha después, fue Juan Pablo Vojvoda el que se bajó del barco de Huracán. Con Néstor Apuzzo de interino, el Globo recién perdió después de cinco fechas pero ahora lleva seis sin ganar y no se sabe si continuará.

Hernán Crespo se fue de Banfield en la quinta fecha. Foto: Fernando la Orden

Gustavo Álvarez había logrado sacar a flote a Aldosivi ​en la temporada pasada. Pero el Tiburón no arrancó con buen promedio. Tras la octava fecha y apenas un triunfo, el entrenador se fue luego de caer como local ante Unión.

En el fútbol argentino siempre hay rotación, se sabe. Vojvoda, que se fue de Huracán, enseguida asumió en Godoy Cruz. Y Alvarez reemplazó a Mario Sciacqua en Patronato​.

Después llegó el tiempo de los sacudones en dos grandes. Sebastián Beccacece nunca logró plasmar sus ideas en sus dirigidos y se fue de Independiente tras diez partidos. Una semana más tarde, el que utilizó casi los mismos argumentos que su colega fue Juan Antonio Pizzi. Una fecha antes del receso y a pesar de haber sido finalista de la Sudamericana, se fue Pablo Lavallén de Colón. Allí, Ramón Díaz​ es el candidato número uno.

Diego Cocca (Rosario Central), Frank Kudelka (Newell’s) y Alexander Medina (Talleres) fueron nombres que estuvieron en crisis. Pero zafaron y por ahora siguen.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados