Emergencia: la noche de bodas de Suárez Lastra, un café para Laspina y otras perlitas de la sesión de DiputadosPolítica 

Emergencia: la noche de bodas de Suárez Lastra, un café para Laspina y otras perlitas de la sesión de Diputados


La maratónica sesión en Diputados duró más de 15 horas Fuente: LA NACION – Crédito: Rodrigo Néspolo
20 de diciembre de 2019  • 08:50

La
sesión maratónica de la
Cámara de Diputados en la que se aprobó hoy
el proyecto de emergencia pública dejó varias perlitas. Los legisladores debatieron durante más de 15 horas, en las que hubo varios
cruces, bromas y retos por el límite de tiempo de exposición.

La noche de bodas

Tras el cuarto intermedio, pasadas las ocho de la mañana, el diputado
Luciano Laspina (PRO) pidió “una cuestión de privilegio” para recibir a su colega radical,
Facundo Suárez Lastra, con un aplauso. “Está en su noche de bodas y ha venido aquí a votar”, dijo.

Sonó la marcha nupcial en el recinto

01:00

Video

Enseguida, Laspina acercó su celular al micrófono y
puso en alto la marcha nupcial de Félix Mendelssohn para acompañar la recibida.

El café de Massa

Luego de la votación, a las siete de la mañana, el cansancio se empezó a hacer notar. El diputado nacional Laspina se confundió en la lectura de un artículo y el presidente de la Cámara,
Sergio Massa (Frente de Todos) pidió: “Traigan un café bien cargado”.

Massa le pide un café a Laspina

02:25

Video

En el recinto se escucharon varios reclamos: “No tenemos ni agua, ¡traigan un mate, algo!”.

El insulto de Cornejo

En medio del tratamiento del proyecto, el diputado nacional y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR),
Alfredo Cornejo, dio una entrevista para
Radio 10 y se cruzó con el periodista
Pablo Duggan. Luego de fijar sus posturas sobre el nivel de pobreza que dejó el gobierno de
Mauricio Macri, la discusión terminó con un insulto.

“No se enoje Cornejo, la gente tendría que estar enojada no usted. Le digo por cómo dejaron el país. El país hecho pelota lo dejaron ustedes, no yo”, dijo Duggan.

“Bueno, sabés qué: seguí con tu programa y bajá línea vos pero no me uses para bajar línea. Te agradezco el contacto”, le respondió.

“Qué democrático. Gracias. Le mando un saludo”, cerró el periodista. De fondo, se escuchó al legislador decir: “No, andate a la mierda”.

Las juras curiosas

Antes de debatir la emergencia, tuvo lugar la de
jura de los 23 diputados nacionales, en su mayoría representantes del Frente de Todos que reemplazaron a quienes fueron designados en cargos en el Poder Ejecutivo Nacional.

En la ceremonia de apenas 24 minutos, la mayoría de los legisladores juraron invocando ideales y dirigentes políticos.

La kirchnerista porteña Mara Brawer, siguiendo los pasos de Máximo Kirchner, apeló a una línea de “Ropa sucia”,
canción de los Redonditos de Ricota, y dijo que juraba porque “vivir solo cuesta vida”.

También hubo juramentos por la sanción de una ley de
cannabis medicinal, como fue el caso de la kirchnerista entrerriana Carolina Gaillard; y por “la memoria de las víctimas de la represión de diciembre de 2001”, como lo hizo Juan Carlos Alderete (Buenos Aires), dirigente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

La intimidad de Alberto

El presidente
Alberto Fernández
almorzó ayer en su despacho, con la imagen de la sesión de la Cámara de Diputados en uno de los
televisores de la oficina. Estuvo todo el tiempo pendiente del trámite.

Fernández supervisó cada una de las negociaciones, en diálogo permanente con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y con el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner. Alentó gestiones de sus ministros y secretarios.
Habló por WhatsApp con dirigentes opositores e hizo anuncios en las redes sociales.

ADEMÁS

Articulos relacionados