Liverpool, la cara de un dominio que parece irreversibleDeportes 

Liverpool, la cara de un dominio que parece irreversible

El tipo tiene la sonrisa fácil y -cuentan- una notable capacidad para generar armonía en los grupos que conduce. Algunos detalles cuentan su momento: antes de consagrarse en el Mundial de Clubes de Qatar con el Liverpool ya había sido elegido como el mejor entrenador de 2019 en los premios The Best de la FIFA. La Champions League obtenida ante Tottenham Hotspur, en Madrid, y la Supercopa de Europa contra Chelsea, en Estambul, ya habían resultado suficiente para consagrarlo a este Jürgen Klopp, quizá el más sudamericano -por su modo de ser- de todos los entrenadores europeos. Sobre todo en el modo de convencer. En criollo: es metódico como Bielsa y carismático como Basile.

Pero no sólo esa hegemonía internacional se le valoran a este alemán de52 años nacido en Stuttgart. La actual campaña en la Premier League se parece a un delirio de la estadística:ganó 16 partidos y empató 1. Lidera con amplio margen (con un partido menos, 10 puntos de ventaja sobre Leicester) en una competición que no gana desde 1990.

El dueño de esa sonrisa fácil es la cara de una hegemonía, la de este Liverpool que no para, que sigue, que arrasa, incluso en la Champions en la que accedió a octavos como ganador del grupo. En el sorteo de Nyon nadie se los quería cruzar.

También es el rostro de otra realidad:el dominio del fútbol de la UEFA. El Mundial de Clubes que organiza la FIFA (desde 2000 e ininterrumpidamente desde 2005) es un espejo de datos al respecto. Algunos datos:de las 16 ediciones, 12 fueron ganadas por europeos. La última vez que un sudamericano se impuso fue en 2012 (el triunfo de Corinthians ante Chelsea). Otro detalle sintomático:nunca un equipo argentino obtuvo este trofeo. Estudiantes, en 2009, fue el que más cerca estuvo, ante Barcelona, en Emiratos Arabes. Quedó a minutos de la gloria.

No es casual la superioridad del fútbol europeo. Tiene una matriz económica:en la última Champions, la UEFA entregó 1.950 millones de euros en premios para los competidores. La Conmebol ofreció menos del 10% en su última edición de la Libertadores.

Mirá también

Esa diferencia, parece, ni siquiera brinda lugar para la épica más allá de que en esta ocasión los Rayados de Monterrey y Flamengo -que invirtió fuerte esta temporada y fue dominador en todas las competiciones locales y regionales- estuvieron a la altura. Pero no les alcanzó.

¿Alcanzará alguna vez?

Se verá…

Por ahora parece que no. La billetera de los gigantes de Europa es la dueña del fútbol de estos días.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados