Malestar en la Justicia con el anuncio de Alberto de eliminar las jubilaciones especialesPolítica 

Malestar en la Justicia con el anuncio de Alberto de eliminar las jubilaciones especiales

Luego de que Alberto Fernández anunciara que le pediría al Congreso que revise las jubilaciones del Poder Judicial, se disparó el malestar entre los judiciales que vienen aportando bajo un régimen especial. El presidente señaló que también debían ser solidarios los ex integrantes del poder judicial, pese a haber sido excluidos de la Ley de Solidaridad que congela por 180 días los ajustes de haberes.

Mismo el gremialista Julio Piumato se mostró en contra de la medida y pidió públicamente que sea revisada la propuesta. Al fin y al cabo las jubilaciones “de privilegio” del Poder Judicial no solo beneficia a jueces y magistrados, sino a buena parte de los empleados judiciales.

#Jubilaciones le pedimos al Gobierno nacional tal como prometió el Presidente a la CGT de q los trabajadores serían escuchados , q seamos convocados los judiciales para tratar el tema de las jubilaciones q nos atañe, aunq el FMI no quiera

— Julio Piumato (@JulioPiumato) December 20, 2019

Por eso, comenzó a circular en redes sociales una carta anónima dirigida a la opinión pública que aclara que no se trata de una jubilación de privilegio sino que se trata de un régimen de aporten con mayores requisitos que los del resto de los trabajadores y que, además, esa caja jubilatoria es más sustentable que el sistema previsional tradicional.

“Los jueces y funcionarios judiciales nacionales aportamos un diez por ciento más que cualquier trabajador en relación de dependencia. Y en nuestro caso no existe tope para el monto del aporte”, comienza la misiva que también destaca que se requieren más de 30 años de aportes y 60 años cumplidos para gozar de la jubilación judicial. Mientras que para jubilarse como juez, se necesita haber ejercido el cargo un mínimo de diez años.

Con el aporte adicional del 10% que también hace el Estado como empleador, “El esfuerzo conjunto de ambos permite que la relación habitual entre trabajadores activos y pasivos (4 por 1), se reduzca en un 25%. Sólo se necesitan 3 magistrados o funcionarios activos para sostener un magistrado o funcionario pasivo. El aporte del sobrante concurre también a incrementar las arcas estatales.

Entre los méritos para ser beneficiarios de una caja especial, el texto que se reenvían los jueces por whatsapp destaca, entre otros que “Los magistrados y funcionarios del Poder Judicial de la Nación conforman el plantel jerárquico estatal con mayor capacitación académica entre los poderes constitucionales”.

Pero además hace una comparación con el régimen especial de las jubilaciones de senadores y diputados que establece la misma ley que regula a las jubilaciones de los judiciales: “Los legisladores pueden jubilarse diez años antes, a los cincuenta años, aunque no acrediten los años de servicio. Pueden recibir una asignación vitalicia con sólo cuatro años de mandato.

Presionado por la oposición, Alberto anunció un proyecto para eliminar las jubilaciones de privilegio

Los ministros, secretarios y subsecretarios del ejecutivo y del legislativo, sólo precisan dos años en el cargo, mientras que los jueces tienen que haber cumplido diez años en esa función para acceder a una jubilación, 450% más que esos funcionarios, y 150% más que los legisladores. ¿Dónde está el privilegio?”, termina la carta que les devuelve la pelota a los otros dos poderes del Estado.

Al fin y al cabo, mientras Santiago Cafiero señaló que también se haría un ajuste en el gasto público, el presidente señaló que la política ya se ha ajustado y les apuntó a los jueces por cobrar cuatro veces lo que cobra él.

Copyright La Politica Online SA 2019.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados