la-eurocopa-mas-original-de-la-historia:-el-favorito-a-quedarse-con-el-titulo-y-los-30-millones-de-eurosEconomía 

La Eurocopa más original de la historia: el favorito a quedarse con el título y los 30 millones de euros

Italia y Turquía abrirán este viernes, a las 16 (hora argentina) y en el estadio Olímpico de Roma, la más original de las ediciones de la Eurocopa de Naciones. Tanto, que sigue recibiendo la denominación de Euro2020 pese a disputarse en 2021, por el motivo que ya ni resulta necesario aclarar. Por primera vez no hay una sede fija, sino once, repartidas desde Escocia a Azerbaiyán y de Dinamarca hasta España. Y por primera vez tampoco habrá estadios llenos, con el ingreso de aficionados limitado y reducido por obra y desgracia de la pandemia. Para conocerla a fondo y seguirla, nada mejor una pequeña guía para seguir un torneo que coronará a su campeón el 11 de julio y, sin duda, promete fútbol del bueno.

La idea de dispersar el certamen por todo el continente surgió en 2013, cuando presidía la UEFA el francés Michel Platini. El motivo fue celebrar el 60º aniversario de la primera Eurocopa, jugada en Francia y cuya final la disputaron dos países que ya no existen: la Unión Soviética derrotó 2-1 a Yugoslavia.

Portugal, campeón vigente de la Eurocopa, rodea a Cristiano Ronaldo con Bruno Fernandes, Bernardo Silva, Joao Félix y Diogo Jota… pero además guarda sus espaldas con Rúben Días, MVP de la temporada en la Premier inglesaPEDRO FIUZA – NurPhoto

En principio fueron seleccionadas 13 ciudades, pero primero fue desafectada Bruselas. Hace apenas dos meses, en abril, se decidió que los partidos programados en Dublín se llevaran a cabo en San Petersburgo, y lo que iban a disputarse en Bilbao se trasladasen a Sevilla.

En definitiva, los once estadios que verán la Eurocopa en directo están ubicados en Londres, Roma, Glasgow, Bakú, Copenhague, Budapest, Bucarest, San Petersburgo, Munich, Amsterdam y Sevilla. El torneo migrará por ellos hasta semifinales. Los tres partidos decisivos tendrán lugar en el mítico Wembley.

2. El Covid

La pandemia que postergó durante un año la celebración del certamen aún sigue condicionándolo. Los últimos casos de futbolistas que dieron positivo (Sergio Busquets y Diego Llorente en España; Dejan Kulusevski y Mattias Svanberg en Suecia) han encendido todas las alarmas.

El técnico de Italia, Roberto Mancini, que este viernes abrirá el certamen frente a Turquía

La organización ha marcado protocolos estrictos, tanto para los casos de contagios en los planteles como para el acceso del público a los estadios. Respecto al primer punto, está previsto que los equipos deben presentarse siempre que cuenten con 13 futbolistas aptos (incluido al menos un arquero). Si no es así la UEFA intentaría reprogramarlo dentro de las siguientes 48 horas. Si no es factible, se le dará por perdido por 3-0 a la selección afectada.

En el caso del público, y al margen de las estrictas normas a seguir dentro de los estadios, cada uno tiene habilitados porcentajes de ingreso diferentes según el estado actual de la pandemia en los distintos países. Así, solo el Puskas Arena de Budapest podrá completar su capacidad. Los de Bakú y San Petersburgo llegarán a la mitad, y el resto apenas verá ocupados entre el 22 y el 33 por ciento de sus asientos.

Las 24 federaciones participantes (el 43 por ciento de las inscriptas en la UEFA) se llevarán un suculento cheque solo por haber accedido a la fase final. Cada una tiene garantizados 9.250.000 euros y a partir de ahí las cuentas dependerán de los resultados. El triunfo en etapa de grupos se cotiza en 1.500.000 euros; un empate, en la mitad. La clasificación a octavos (entran los dos primeros de cada grupo y los cuatro mejores terceros) son 2 millones. Llegar a cuartos suma 3.250.000; a semis, 5 millones; jugar la final, 7 millones; y ganarla, 10. Una auténtica mina de oro.

Karim Benzema, un 9 de peso para el seleccionado de Francia que buscará dar pelea en la Eurocopa

4. Los candidatos

Por fortuna, la Eurocopa 2020 también deja lugar para disfrutar del fútbol, y en ese sentido, Francia se lleva todos los favoritismos. Los campeones del mundo en 2018 no solo mantienen el bloque que conquistó el título sino que lo ha reforzado con el regreso de Karim Benzema en la delantera y la incorporación de Presnel Kimpembe en defensa.

Un cuarteto de equipos asoman como sus rivales para disputarle el trofeo: Inglaterra, Bélgica, Portugal y Alemania. Los ingleses son temibles en ataque. Tienen velocidad y gol con Kane, Rashford, Greenwood y Sancho, e imaginación con Foden, Mount y Grealish. Portugal, campeón vigente, rodea a Cristiano Ronaldo con Bruno Fernandes, Bernardo Silva, Joao Félix y Diogo Jota… pero además guarda sus espaldas con Rúben Días, MVP de la temporada en la Premier inglesa. Los belgas cuentan con la potencia de Lukaku y el olfato de Mertens, aunque dependen de la recuperación de Kevin De Bruyne y Eden Hazard para la creación de juego. Y a Alemania, aun sin un goleador descollante, nunca se la puede descartar. Sobre todo si en el mediocampo se leen los nombres de Kimmich, Goretzka, Gündogan, Toni Kroos y el eterno Thomas Müller.

Romelu Lukaku de Bélgica celebra anotar el tercer gol de su equipo durante el partido de fútbol del Grupo B de la Liga de Naciones de la UEFA entre Bélgica y Dinamarca en el estadio King Power Den DreefAFP

El puñado de equipos que se apuntan para dar batalla es bastante nutrido. Croacia, subcampeón del mundo, no pasa su mejor momento pero ya demostró su capacidad competitiva. España e Italia viven períodos de transición y solo la competencia demostrará de lo que son capaces. Un paso más atrás, también Dinamarca, Suecia y la República Checa están en condiciones de sorprender.

Por fin, esta Eurocopa presenta dos novedades absolutas. Finlandia y Macedonia del Norte debutarán en un torneo que cumple 60 años y lo hace ofreciendo más originalidades que nunca.

Conocé The Trust Project

Articulos relacionados