tokio-2020:-laurel-hubbard,-la-levantadora-de-pesas-transgenero-que-anuncio-su-retiro-tras-su-debut-olimpicoDeportes 

Tokio 2020: Laurel Hubbard, la levantadora de pesas transgénero que anunció su retiro tras su debut olímpico

La levantadora de pesas neozelandesa Laurel Hubbard, quien hizo historia en Tokio 2020 al convertirse en la primera deportista transgénero en participar de unos Juegos Olímpicos, anunció este miércoles su retiro a sus 43 años.

Hubbard falló este lunes en sus tres intentos en las eliminatorias de la categoría de +87 kilos, pero dejó un acalorado debate sobre uno de los temas más polémicos del deporte. Es que, aunque su presencia fue efímera, activistas transgénero consideraron que fue una ocasión histórica para una comunidad habitualmente marginada.

“La edad me ha alcanzado. De hecho, siendo sincera, probablemente me alcanzó hace tiempo”, se sinceró Hubbard, dos décadas mayor que la mayoría de sus rivales.

Y continuó: “Mi permanencia en el deporte se debe probablemente, si no a otra cosa, a grandes cantidades de antiinflamatorios. Probablemente sea el momento de empezar a pensar en colgar las botas y concentrarme en otras cosas en mi vida”.


Laurel Hubbard no pudo sortear la eliminatoria en la categoría de +87. Foto: EFE

Por otro lado, elogió al Comité Olímpico Internacional (COI) por mostrar “liderazgo moral” al adoptar políticas de inclusión que le permitieron estrenarse en los Juegos.

“No estoy segura de que pueda aspirar a ser un modelo de conducta. En cambio, espero que por el mero hecho de ser, pueda dar algún tipo de estímulo“, remarcó.

Los críticos de la decisión del COI sostienen que atletas como Hubbard, que nació hombre y compitió en las categorías masculinas antes de comenzar un proceso de transición para convertirse en mujer a sus 30 años, cuentan con ventajas tales como una mayor masa muscular y capacidad pulmonar.

El COI, en virtud de las directrices aprobadas en 2003, solo permitía la participación de deportistas transgénero que se hubieran sometido a una cirugía de reasignación de género, pero en 2015 eliminó este requisito y se centró en el control de los niveles de testosterona.


La neozelandesa Laurel Hubbard fue la primera atleta transgénero en unos Juegos Olímpicos. Foto: EFE

El organismo tiene previsto publicar nuevas normativas sobre esta cuestión una vez finalizados los Juegos de Tokio.

“Estoy segura de que es necesario mantener una conversación. Aunque de momento tenemos normas, sin duda cambiarán y evolucionarán a medida que se sepa más sobre deportistas transexuales y lo que eso significa para la participación en el deporte”, consideró la neozelandesa.

La voz de la ciencia

Entre otros beneficios, Alison Heather, fisióloga de la Universidad de Otago entrevistada por la agencia France Presse, cita extremidades más largas para los hombres, mayor masa muscular, corazón más grande y mayor capacidad pulmonar, lo que permite una mejor circulación de oxígeno y una mayor resistencia.

Pero para Budgett, director científico y médico del COI, no es tan simple comparar hombres y mujeres, y las mujeres transgénero pueden experimentar una disminución en el desempeño a medida que atraviesan un proceso de transición.


Hubbard, en acción, en el International Forum de Tokyo. Foto AP

Lo más importante es que siente que se necesita más investigación y agrega: “Consideré que no ha habido ninguna mujer abiertamente transgénero en el nivel más alto hasta ahora (y) creo que el riesgo para el deporte femenino probablemente se ha sobrestimado”.

El COI reconoce que el nuevo marco, que proporciona pautas simples para las Federaciones internacionales en lugar de reglas estrictas, no es la última palabra sobre este tema, que seguirá debatiéndose durante mucho tiempo.

“Tiene que haber un justo medio para obtener lo que necesitamos, y cualquiera que sea ese equilibrio, es probable que algunos lo critiquen. No será la solución definitiva”, dijo el portavoz del COI, Christian Klaue.

Con información de AFP.

DB​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados