guzman-voto-en-la-plata,-mientras-prepara-los-detalles-finales-del-presupuesto-de-2022Economía 

Guzmán votó en La Plata, mientras prepara los detalles finales del Presupuesto de 2022

Martín Guzmán aprovechó las elecciones de este domingo para disfrutar de una reunión familiar en La Plata, donde nació y se graduó como economista. Después de votar en el Colegio Nacional La Plata, almorzó con su madre y sus cinco hermanos en la capital bonaerense. El ministro de Economía trató de moverse sin llamar la atención. “Es reservado”, aseguran quienes lo conocen.

Por estas horas, Guzmán también sigue trabajando en el Presupuesto 2022. El proyecto genera intriga en el ámbito político y las consultoras. Pese a las filtraciones conocidas semanas atrás, el ministro trató de manter bajo siete llaves las metas que presentará este miércoles en el Congreso. Según pudo saber Clarín, la inflación girará en torno a una cifra cercana al 34%.

El número es bastante optimista, ya que implica una caída de 14 puntos frente a la inflación del 48,4% interanual prevista para 2021 por los economistas consultados por el Banco Central. Del relevamiento también surge que el dato de agosto – se conocerá este jueves- sería del 2,8%, por debajo del 3% en julio. Los especialistas ven un amesetamiento y calculan un nuevo repunte hacia fin de año.

La pauta representa todo un desafío para el gobierno. Guzmán había estimado un 29% para todo 2021, un cálculo que finalmente fue superado en sólo siete meses, cuando en julio el IPC acumulado arrojó 29,1%. La escalada llevó a autorizar la reapertura de paritarias en junio y a echar mano al dólar mediante incrementos inferiores a la inflación para contener los precios.

“Anclar el tipo de cambio sigue siendo la principal política anti inflacionaria del Gobierno, con resultados escasos por el momento, considerando que a la inflación minorista le está costando mucho perforar el piso de 3% mensual”, dijo la consultora LCG en su último panorama monetario y financiero.

Guzmán insiste en que la suba en los precios de las materias primas “pega en inflación” y reconoce que ésta “queda por encima del ritmo de depreciación del tipo de cambio, pero quedan más dólares porque entran más y nos permite mantener la política cambiaria“. De ese modo, rechazó de nuevo la posibilidad de una devaluación. “No hay cambio de rumbo“, dijo esta semana en A24.

Sus declaraciones intentaron llevar calma en medio de fuertes presiones sobre el dólar en los días previos a las PASO. El dólar blue subió $ 4,5 entre el lunes y el jueves, elevando la brecha cambiaria a 90%, y el viernes cedió para cerrar a $185, aunque todavía $3 por encima del valor de una semana atrás. Las cotizaciones paralelas también se movieron al alza.

En las últimas semanas, el Banco Central se volvió nuevamente vendedor neto en el mercado cambiario e intensificó su intervención en los dólares financieros para contener la brecha cambiaria. Así, las reservas acumularon una caída de entre US$ 300 y US$ 500 millones en lo que va de septiembre, y las reservas brutas quedaron en US$ 45.761 millones.

El déficit fiscal en 2022, en tanto, sería según el proyecto que prepara Guzmán menor al 4,2% (primario) y 5,7% (financiero) previsto este año. Esa meta, junto con las fuentes para generar dólares, serán claves en el acuerdo con el FMI. La prioridad ahora son los dos meses previos a las elecciones de noviembre. La fórmula es inflación en baja, salarios ascendentes y mayor consumo.

¿Lo logrará Guzmán y el equipo económico? Cristina Kirchner ya definió cuál deberá ser el rol del Gabinete en momentos que circulan versiones sobre posibles recambios. “Los funcionarios tienen que ser tercos, no tienen que bajar el brazo ante el mínimo impedimento”, advirtió el jueves la vicepresidenta en el acto de cierre en Tecnópolis.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados