la-conmovedora-frase-de-di-maria-para-explicar-sus-sentimientos-ante-cada-lesionDeportes 

La conmovedora frase de Di María para explicar sus sentimientos ante cada lesión

Al igual que Lionel Messi, Ángel Di María tuvo que esperar mucho tiempo e intentarlo una y mil veces hasta tener una alegría grande con la Selección argentina como la vivida en la Copa América de Brasil y en su caso, además de las finales perdidas a Fideo lo persiguieron las lesiones en los momentos clave, situación por la que fue señalado pero que nadie sufrió más que él.

“Sinceramente, era más el tema de las lesiones porque lo mío siempre vino por ahí. Después en los momentos importantes siempre estuve a la altura. No sentí que estuve en mal nivel… Uno tiene partidos buenos y otros malos, es humano, no somos todos Messi. En ese sentido, yo sentía que había hecho las cosas bien”, respondió Di María desde París en ESPN F90 en una extensa e interesante entrevista que pasó por distintos momentos de su vida y de su carrera. 

Fideo hizo todo lo posible por jugar la final del Mundial de Brasil 2014 ante Alemania pero no estaba al cien por ciento y Alejandro Sabella prefirió no ponerlo. Un año después, se lesionó a la media hora en el duelo decisivo de la Copa América de Chile ante el local y en 2016 salió a los 12 minutos del segundo tiempo porque tampoco estaba en su plenitud.

La Selección se privó de contar con una de sus grandes figuras en las finales pero más allá de las críticas, nadie lo lamentó más que el propio de Di María y en diálogo con el Pollo Vignolo y su equipo abrió su corazón como nunca para definir con una frase, tan dura como realista, sus sentimientos: “Tuve los malos momentos en los que me lesionaba, momentos puntuales de semifinal o finales que yo mismo me sentía como un hijo de puta”.

Y agregó: “Cuando un equipo está acostumbrado a jugar de una manera, con un once, en momentos de semifinal o final es donde más necesitás de esos jugadores. Lo dejás en banda por una lesión te sentís una mierda porque la verdad que sentía eso, que dejaba al equipo mal, sin ese jugador que le aporta su forma de jugar”.

“Lo que más se me venía a la cabeza era eso pero sabía que esta vez no. Tenía muchas cosas en la cabeza y sabía que esta Copa América iba a ser mía. Sabía que venía en un gran nivel, que lo estaba haciendo muy bien en el club y las veces que me había tocado en la Selección había estado bien también. Estaba en esa onda positiva que sentía que las cosas podían salir de la mejor manera y gracias a Dios se dieron así”, explicó Di María después de haber vivido el pasado jueves una de sus mejores noches como futbolista cuando todo el Monumental coreó su nombre y sintió que tanto esfuerzo había valido la pena.

Articulos relacionados