en-forma-irrespetuosa,-un-funcionario-cristinista-reitero-su-negativa-a-acatar-un-fallo-judicialPolítica 

En forma irrespetuosa, un funcionario cristinista reiteró su negativa a acatar un fallo judicial

En una respuesta irrespetuosa, el titular de la Inspección General de Justicia y abogado cristinista, Ricardo Nissen, rechazó aceptar un acuerdo del plenario de la Cámara en lo Comercial que lo exhortaba a acatar un fallo judicial sobre una decisión administrativa sobre la igualdad de género en las empresas privadas.

Lo hizo en una nota en que trata a la cámara de “departamento gubernamental” y pone entre comillas el “acuerdo” de la semana pasada de los 13 miembros del tribunal que lo exhortaron a acatar el fallo judicial.

El fallo dejó sin efecto una resolución administrativa de su autoría –no una ley- que obliga a integrar directorios y órganos de fiscalización de empresas privadas con igual número de hombres y mujeres.

Nissen, ex apoderado de los Kirchner en la causa Hotesur y ex abogado de Hugo Moyano, fue severamente criticado y denunciado ante la Justicia por no acatar un fallo de ese tribunal que anuló su decisión e incluso fue pedida su renuncia al ministro de Justicia, Martín Soria. Además, desde que asumió al frente del organismo que controla empresas privadas y fundaciones, “blindó” a la empresa Hotesur de los Kirchner y al Instituto Patria como para que terceros no puedan acceder a datos sobre ambos.

Sin embargo, el lunes dirigió una nota a ese tribunal de justicia en el que afirmó que el acuerdo “no tendrá trámite alguno en sede de la IGJ, por no encuadrar en el marco de la esfera de competencia del mismo”, es decir que no lo acepta.

La nota está dirigida a la presidenta de la cámara, María Elsa Uzal. Nissen señaló que “me valgo de la presente para hacerle saber la recepción del “acta testimoniada” del denominado “acuerdo general extraordinario” celebrado por los integrantes del tribunal mercantil que usted preside, datado en fecha 3 de septiembre”.

“Le hago saber que, sin comprender la razón por la cual del mentado “acuerdo” se ha dispuesto comunicarlo a la IGJ toda vez que es un acto interno del departamento gubernamental que usted circunstancialmente representa, ajeno a las funciones propias del organismo de control estatal que dirijo, tal “acuerdo” no tendrá trámite alguno en sede de la IGJ por no encuadrar en el marco de la esfera competencial” del mismo”, contestó Nissen.

En una actitud de rebeldía, agregó “se toma debida nota” de la resolución aunque el acuerdo “no merecía se tratado” por los 13 miembros de la cámara sobre su desconocimiento del fallo y su pedido de juicio político a los 2 que lo firmaron.

Nissen agregó que el plenario de la cámara señaló que el fallo de dos de sus miembros “no ha constituido inconducta alguna y se ha ajustado a Derecho lo que resulta asimilable a avalarlo, con los efectos que de ello derivan”.

Así respondió a la cámara en lo comercial que la semana pasada, en un acuerdo extraordinario, decidieron “rechazar enérgicamente todo acto que se aparte del recto ejercicio de las atribuciones que el orden institucional consagrado por nuestra Constitución Nacional impone a cada poder del Estado”.

Además, pusieron la resolución “en conocimiento de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y, por su intermedio, del Poder Ejecutivo de la Nación” por considerar que la decisión de Nissen fue un acto de desobediencia a la Justicia.

En el fallo, la cámara dijo que “toda vez que el acierto o desacierto de lo actuado por los jueces, no puede ser juzgado, ni puesto en tela de juicio, por una resolución administrativa” de un funcionario.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados