maquillaje-fx:-el-arte-de-enganar-al-ojoSociedad 

Maquillaje FX: El arte de engañar al ojo

El mundo a un Clic es una serie semanal que explora tendencias, temas actuales y controvertidos. El cyborgismo, la industria del streaming, el sextech, los chatbot, el sharenting, las grandes tecnológicas, la Generación Z y la Inteligencia Artificial, entre otras temáticas serán los tópicos que se abordará en cada episodio.

Maquillaje FX: el arte de engañar al ojo

En tiempos donde abundan los filtros y retoques digitales, los maquilladores abandonaron el backstage y se pusieron frente a la cámara para explotar las posibilidades de su arte analógico. A través de redes sociales enseñan las técnicas, comparten los procedimientos y develan los secretos del maquillaje FX.

Las plataformas digitales les permitieron volver masivo su trabajo y captar la atención del mundo virtual. Mientras en Youtube y Twitch abundan los videotutoriales y las cuentas especializadas en maquillaje FX; en Instagram y TikTok hay más de un millón de imágenes de rostros transformados con el hashtag “fxmakeup”.

“Empecé a usar las redes sociales para mostrar lo que hago, para que me conozcan y para conseguir trabajos ligados a lo artístico”, cuenta a Télam Pilar Castell Berlari, maquilladora artística y FX.

Pilar es licenciada en Artes Plásticas de la Universidad de La Plata, estudió 3 años efectos especiales y a la par, maquillaje social. Pero al maquillaje 3D, llegó a través de la cuenta de Instagram de Mimi Choi, la artista candiense que concentra más de 1,5 millones de seguidores y logra, a través del maquillaje, generar ilusiones ópticas y efectos surrealistas. En 2019, Mimi Choi estuvo en Argentina y dio una máster class de la que Pilar participó.

En sus maquillajes, pone en práctica mucho de lo que aprendió en la carrera de arte, como el uso de espátulas, y diseña y produce sus propias prótesis en silicona. También, usa materiales como el látex para recrear heridas; arcilla para trabajar texturas; y vaselina sólida mezclada con pigmentos para lograr colores brillantes. “Hay ciertos detalles que suman a la hora de hacer un maquillaje, los lentes de contacto, las escleras, y el pelo que a veces lo oculto o lo pinto”, agrega Pilar.

El maquillaje 3D logra engañar al ojo. Es difícil identificar dónde termina el rostro, si una boca o una herida son reales o producto de horas de trabajo y capas de maquillaje. El maquillaje puesto al servicio de la imaginación es capaz de transformar rostros en máscaras 3D.

Articulos relacionados