la-revelacion-del-kun-aguero-sobre-la-muerte-de-maradona:-como-se-entero,-la-charla-con-gianinna-y-el-pedido-de-su-hijoDeportes 

La revelación del Kun Agüero sobre la muerte de Maradona: cómo se enteró, la charla con Gianinna y el pedido de su hijo

El 25 de noviembre se cumplirá un año del día que nadie creía que llegaría: la muerte de Diego Armando Maradona. Tampoco lo creía Sergio Agüero el día que se enteró y le envió un mensaje a Gianinna, su ex pareja y madre de su hijo Benjamín, con el deseo de que lo desmintiera, algo que no ocurrió.

Cuando me enteré, pensé que era mentira, como tantas otras veces. Pero como veía que cada vez lo decía más gente, le pregunté directamente a la mamá de Benjamín [el hijo de 12 años que tiene con Gianinna Maradona]. Me acuerdo hasta lo que le pregunté. “¿Es verdad o no?”, le escribí. Me contestó que sí”, reveló en una profunda entrevista con El País de España.

Benjamín y su abuelo, Diego Maradona, cuando era DT de Gimnasia. FOTO JUANO TESONE

Después de la tristeza, lo siguiente que le pasó al Kun fue sentir preocupación. “Pensaba en mi hijo. En que lo tenía que llamar. Me preocupaba mucho cómo se iba a enterar de la noticia -explicó-. Cuando pudimos hablar, ya lo sabía por un compañero de colegio. Diego y Benja se llevaban muy bien. Diego era un fenómeno con mi hijo. Y Benja lo amaba. Le pedí a mi hermana que lo fuera a buscar al colegio y que lo intentara distraer. Al día siguiente me escribió: ‘Papá, quiero ir a verlo’“.

Aunque la idea no le gustaba, Agüero, que se encontraba concentrado con el Manchester City en Grecia para enfrentar al Olympiacos por la Champions League, accedió. “Tenía miedo de que se quedara con un mal recuerdo -argumentó-. Pero como él quería, lo dejé ir. Fue al velatorio en la Casa Rosada con su madre”.

Sobre aquella despedida de Benjamín y Diego, Agüero reveló: “Me dijo que le dio un beso y que se puso a llorar. Yo intentaba contenerme para que mi hijo no me viera mal. Fueron días muy difíciles. Al menos, Benja se pudo despedir de su abuelo”.

Durante la charla, además, el Kun contó cómo vivió aquellos años de su relación con Gianinna Maradona. “Si quería evitar exponerme, eso fue todo lo contrario. Me fui acostumbrando”, comentó. Pero descartó haberlo sufrido. “Es la hija de Diego y eso tenía una determinada repercusión. Lo que generaba Diego era inmenso”, remarcó.

“Jugué para estar entre los mejores pero el talento de Messi y Cristiano viene de fábrica”

Amigos y sociedad del gol en la Selección. Iban a jugar juntos en un club por primera vez en Barcelona pero Leo debió irse. Foto AP Photo/Bruna Prado

Sergio Agüero llegó a Barcelona después de una década en Manchester City, donde se convirtió en ídolo. Pese a su enorme rendimiento en el club inglés, el Kun no pudo acceder a ese olimpo de los mejores para llevarse, por ejemplo, un Balón de Oro.

Muchas veces pensé qué era lo que me faltaba. Y un día le pregunté a Leo. Me dijo que para tener chances de ganar el Balón de Oro tenía que ganar la Champions. Y tiene razón -compartió el Kun-. Es importante también el tema de copas con las selecciones. Mire el caso de Cannavaro, por ejemplo, cuando ganó el Mundial en 2006. Jugué grandes temporadas, metí muchos goles y gané muchos títulos, pero no estaba en la final de la Champions. Y, justamente, el año pasado cuando llegamos a la final, tuve el problema de la rodilla, la covid y las diferentes lesiones”.

Negó, asimismo, haber tenido problemas con Pep Guardiola. “Jamás discutí con él. Sí tuvimos que aclarar cosas. Cuando llegó, como no nos conocíamos, tuvimos una etapa un poco de tanteo. Los últimos tres años fueron fantásticos. Nada que decir. Es un entrenador que siempre quiere el máximo. Si tiene una idea de partido en la cabeza la hace. Le da lo mismo si tiene que dejar fuera del equipo al que había marcado tres goles en los últimos partidos. Le da lo mismo el nombre del jugador. Salvo que sea Messi. Siempre acepté cuando me tocó jugar y cuando no. Gabriel Jesús, nada más aterrizar en Manchester, empezó a jugar de titular. No dije nada“, reflexionó

En ese momento en el que fue relegado al banco en el City, Agüero recordó que pensó que “ya llegaría” su momento, “que tenía que seguir trabajando”. “Y no me olvido. Gabriel Jesús se lesionó en un partido contra el Bournemouth. No había delanteros y me tocó jugar. En esos tres meses metí 20 goles. Le di a Pep la confianza que necesitaba”, reforzó.

“Jugaba para estar entre los mejores. En el City hice las cosas muy bien para que la hinchada y los periodistas me pudieran valorar como a uno de los mejores del mundo. Sé, claramente, que hay otros mejores y no tengo problema en reconocerlo. Pero me fue bien. Estuve a un nivel alto y gané muchos títulos”, valoró.

Consultado sobre si la diferencia con jugadores como Messi y Cristiano Ronaldo es técnica o mental, el Kun fue categórico: “Futbolística. Ese talento viene de fábrica“. Incluso el del portugués, sobre quien dijo que “es más delantero” que el rosarino. “Y lo que tiene él, como todo goleador, es que cuando está con confianza hace goles, goles y goles”, lo elogió.

Jugar en el Barcelona… sin Messi

Agüero no titubea y responde con un firme “no” cuando la consulta del periodista Juan Irigoyen apunta a un arrepentimiento del Kun por haber aceptado la oferta del Barcelona, un club que se quedó sin Messi y que está noveno en la Liga de España.

“Vamos a ser sinceros. ¿Qué jugador no quiere estar en el Barça? Yo te diría que a la mayoría de los futbolistas les gustaría vestir esta camiseta, por más que el Barça esté bien o mal. Llegué con la expectativa de jugar con Leo y de que se armara un buen equipo, que era lo que el club trataba de hacer. Cuando me llamaron pensé: ‘Me da igual lo que me paguen. Me pongo bien y voy a ayudar al equipo en lo que más pueda’“, reconoció.

Luego, claro, llegó la atormentada salida de Messi, que fichó por el PSG y también su lesión, de la que acaba de recuperarse. “Fue un momento de shock. Él estaba muy mal. Cuando me enteré no lo podía creer. Ese sábado lo fui a ver a su casa. Y, por mi personalidad, como no lo veía bien, intentaba hacer que se olvidara de lo que había pasado. Veía que estaba medio apagado y lo intentaba distraer. Le contaba de mi equipo de Esports y las cosas que estábamos haciendo”, reveló.

En el tramo final de su recuperación por la lesión tendinosa en el gemelo interno de la pierna derecha, Agüero aprovechó el parate por fecha FIFA para intensificar los trabajos pensando en una posible regreso a las canchas en el partido de este domingo, a las 16, frente al Valencia.

Así, esta semana ya trabajó a la par del plantel, un equipo reducido, tomando en cuenta que muchos de ellos están afectados a sus selecciones. Y para generar aún más expectativas con respecto a su regreso, este miércoles jugó 30 minutos en un amistoso frente al Cornellà y convirtió un gol.

“Solo te podés considerar titular cuando hacés las cosas bien y ayudás al equipo. Si no, no. Y eso es en lo que pienso. En ayudar al equipo con algún gol cada vez que me toque jugar. Más allá de los cambios que pasaron, entre ellos la salida de Leo”, concluyó.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados