astronomos-observaron-un-planeta-recien-formadoTecnología 

Astrónomos observaron un planeta recién formado

A diferencias de otros hallazgos, es que este fue detectado a muy poco tiempo de su formación y se puede observar directamente.

Los investigadores estiman que es unas veces más masivo que Júpiter. (Foto: UNIVERSIDAD DE HAWAI / Europa Press)

Uno de los planetas más jóvenes jamás encontrados alrededor de una nueva estrella fue detectado por un equipo internacional encabezado por astrónomos de la Universidad de Hawai, en Manoa.

Hasta el momento se descubrieron miles de planetas alrededor de otras estrellas, pero lo que diferencia a este es que está recién formado y se puede observar directamente. El planeta, denominado 2M0437b, está junto a un puñado de objetos que hacen avanzar nuestra comprensión de cómo se forman y cambian los planetas con el tiempo, ayudando a reflejar nueva luz sobre el origen del Sistema Solar y la Tierra. La investigación fue publicada en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Posee una temperatura similar a la de lava volcánica (Foto: Adobe Stock)Por: Fotoproff – stock.adobe.com

“Este descubrimiento fortuito se suma a una lista de élite de planetas que podemos observar directamente con nuestros telescopios”, explicó el autor principal Eric Gaidos, profesor del Departamento de Ciencias de la Tierra de la UH Manoa.

“Al analizar la luz de este planeta podemos decir algo sobre su composición, y quizás dónde y cómo se formó en un disco de gas y polvo desaparecido hace mucho tiempo alrededor de su estrella anfitriona”, agregó.

Los especialistas consideran que el planeta es unas veces más masivo que Júpiter, y que se formó con su estrella hace millones de años, cuando las principales islas hawaianas surgieron por primera vez sobre el océano. Por su corta edad, todavía está caliente por la energía desprendida durante su formación, con una temperatura parecida a lava volcánica.

En 2018, el 2M0437b fue visto por primera vez con el Telescopio Subaru en Maunakea por el investigador del Instituto de Astronomía de la UH (IfA), Teruyuki Hirano. Durante los últimos años, se ha estudiado usando otra aparatología en el mauna.

Leé también

Gaidos y su equipo usaron el Observatorio Keck en Maunakea para monitorear la posición de la estrella anfitriona mientras se desplazaba por el cielo, confirmando que el planeta 2M0437b era realmente un compañero de la estrella, y no otro tipo de objeto. Los avistajes requirieron tres años porque la estrella se mueve lentamente por el cielo.

El planeta y su estrella madre están en un “vivero” estelar llamado Nube de Tauro. 2M0437b se encuentra en una órbita mucho más amplia que los planetas del Sistema Solar; su separación es casi cien veces la distancia Tierra-Sol, lo que posibilita su observación. Igualmente, se precisan ópticas “adaptativas” para compensar la distorsión de la imagen causada por la atmósfera terrestre.

Articulos relacionados