la-“semana-del-bitcoin”-de-el-salvador-atrae-a-comunidad-de-fielesEconomía 

La “Semana del bitcóin” de El Salvador atrae a comunidad de fieles

La comunidad del bitcóin llegó esta semana a El Salvador, el primer país del mundo en convertir la criptomoneda en moneda de curso legal, duplicando su perspectiva tremendamente alcista sobre la moneda digital mientras ignora su reciente descenso desde máximos históricos.

Fueron a El Salvador para participar en la “semana del bitcóin”, una serie de eventos con dos conferencias principales y fiestas y reuniones improvisadas que brindaron a los expertos de la industria y a los criptofieles la oportunidad de celebrar su lealtad al token digital que perciben como algo revolucionario.

Lanzamiento de bitcóin desata ola de especulación en El Salvador

 

Con sombreros y camisetas estampadas, los seguidores que acudieron en masa a la nación latinoamericana dijeron que no están preocupados por los recientes cambios de precios y que se mantendrán a largo plazo.

La pieza central de la semana fue la Conferencia anual de bitcóin y cadena de bloques de América Latina, un evento de tres días que concluyó el viernes.

El miércoles por la noche, cientos de defensores del bitcóin saltaron al ritmo de música rap latina frente a un escenario con música en vivo fuera del evento, mientras denunciaban el dólar estadounidense y advertían sobre una hiperinflación pendiente.

La otra cara de la moneda

 

José Schierano, un dueño de 51 años de un negocio de entrega de helados, dijo que el dólar le parecía arcaico. Schierano viajó desde Córdoba para escuchar a los panelistas hablar en LaBitConf. También asistió a una conferencia separada en Miami a principios de este año donde el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, anunció que el bitcóin se convertiría en moneda de curso legal.

Como el peso argentino cayó 16% este año frente al dólar estadounidense, y los estrictos controles de moneda extranjera hacen que Schierano solo pueda retirar US$200 en moneda estadounidense por mes, destacó que el bitcóin era la forma de evitar dicha situación, lo que también se ve en otros países, como Venezuela o Turquía, países donde los bancos centrales no tienen políticas creíbles.

Empresas, desde proveedores de cajeros automáticos de bitcóin hasta bolsas de criptomonedas, montaron stands alrededor del Teatro Presidente en la capital de El Salvador. Algunos asistentes planearon viajes a El Zonte, un pueblo costero a una hora de distancia donde el bitcóin despegó por primera vez en El Salvador.

Mientras tanto, el bitcóin caía durante todas estas festividades. Bajó todos los días excepto el viernes y, cuando terminó la semana, estuvo aproximadamente un 16% por debajo de su máximo histórico de casi US$69.000 alcanzado anteriormente en el mes. Pero no se dejaron intimidar, y los oradores de la conferencia proyectaron que el precio podría alcanzar los US$400.000 o incluso US$1 millón en los próximos años.

José Luis Guillén, director ejecutivo de Coincaex, una bolsa de bitcóin con sede en Guatemala, dijo que la reciente caída no debería preocupar a las personas que planean conservar sus tokens. A él no le preocupa el precio a largo plazo, dijo, agregando que ha visto un aumento en los clientes durante el año pasado a medida que la inflación en Estados Unidos se aceleraba. También comentó que sus clientes son cada vez más mayores, ahora en el grupo demográfico de 45 a 65 años en comparación con el rango de entre 20 y 30 y pico que se evidenciaba originalmente.

El programador informático colombiano Jessie Rodríguez dijo que todavía es un comprador de bitcóin, con el que comenzó a experimentar en 2014. Si bien Colombia no sufre la hiperinflación de pares regionales como Venezuela o Argentina, el peso de la nación vale la mitad de lo que siete años atrás, devorando sus ahorros. Ahora, cuando trabaja para clientes extranjeros, solicita el pago a través de Paypal e inmediatamente convierte sus salarios extranjeros en bitcóin.

El bitcóin se convirtió en moneda de curso legal en El Salvador el 7 de septiembre y el Gobierno lanzó su billetera digital Chivo, que venía precargada con US$30 en bitcóin. Los salvadoreños rápidamente comenzaron a especular, comprando caídas y vendiendo repuntes con la billetera, que permite una rápida conversión a dólares estadounidenses. La ministra de Economía de El Salvador, María Luisa Hayem, dijo en la conferencia que la medida coloca a la nación de seis millones de personas “a la vanguardia de la tecnología”.

Samson Mow, director de estrategia de Blockstream, una empresa de tecnología de cadena de bloques, incluso está proponiendo al Gobierno la emisión de un bono soberano en cadena de bloques de US$1.000 millones. Se reunió con funcionarios del Gobierno esta semana y dice que han sido receptivos a su propuesta de vender una nota a 10 años con un rendimiento del 6,5% y denominada en dólares. Según su propuesta, dijo que el Gobierno convertiría US$500 millones de la emisión inicial en bitcóin y, después de cinco años, usaría las ganancias de cualquier apreciación en la criptomoneda para pagar a los inversionistas un tipo de dividendo. El mecanismo se haría en la cadena lateral Liquid Network, lo que permitiría una liquidación inmediata y ayudaría al Gobierno a sortear los costos de los intermediarios bancarios, y una emisión tradicional, dijo.

También te puede interesar

Articulos relacionados