la-re-reeleccion-de-los-intendentes-bonaerenses,-otro-motivo-de-tension-en-juntos-por-el-cambioPolítica 

La re-reelección de los intendentes bonaerenses, otro motivo de tensión en Juntos por el Cambio

Las negociaciones para postergar la limitación a las reelecciones de los intendentes bonaerenses generó tensiones y posturas contrapuestas en Juntos por el Cambio. Los jefes comunales del PRO y la UCR buscaron hacer equilibrio para no pagar el costo político de promover la reforma de la norma, mientras que un sector de la coalición opositora rechazó las maniobras en marcha para permitir un tercer mandato consecutivo -también para legisladores, concejales y consejeros escolares- en la provincia de Buenos Aires.

En este caso las diferencias quedaron expuestas entre los espacios con poder territorial, con interés en que los intendentes puedan presentarse en 2023, y los que sin esa estructura se expresaron en contra. Los cuestionamientos más fuertes a la iniciativa motorizada por el peronismo y a las negociaciones con dirigentes de Juntos por el Cambio partieron del ala dura del PRO y de la Coalición Cívica.

Los jefes comunales defendieron la vigencia de la ley para limitar los mandatos a dos períodos consecutivos, aunque se pronunciaron a favor de “discutir” cuál se toma como el primero con el argumento de que la norma fue sancionada en 2016 y tendría que comenzar a regir desde 2019. De ese modo, quedarían habilitados para volver a presentarse en 2023.

Para evitar el costo político de avalar la modificación la ley, aprobada a partir de un acuerdo de María Eugenia Vidal y Sergio Massa, los intendentes esperan una resolución judicial que establezca que no se contemple el período 2015-2019, aunque tampoco serían ellos los que avancen con la presentación de un amparo. “Va a costar que nuestros legisladores levanten la mano”, se sinceraron en un municipio del conurbano. También verían con buenos ojos “que se haga cargo” Axel Kicillof con un decreto.

“Hay muchas versiones circulando que no surgen de Juntos, sino del Frente de Todos. La ley es buena, la apoyamos, genera un incentivo a favor de la alternancia”, aseguró Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero. “Yo no soy jurista, pero desde el sentido común la interpretación es una discusión para dar porque es raro que una ley corra para atrás”, agregó el dirigente del PRO, cuyas posibilidades para volver a presentarse dependerán de esa definición.

Julio Garro, jefe comunal de La Plata, se expresó en un sentido similar. Jorge Macri y Néstor Grindetti salieron del paso con el argumento de que en 2023 no intentarán otro mandato e incluso ya designaron a sus candidatos: Soledad Martínez en Vicente López y Diego Kravetz en Lanús. “No vamos a hacer nada para modificar la ley”, coincidieron en ambos distritos.

En el radicalismo, unos 28 intendentes quedarían sin posibilidades de seguir gobernando municipios. “Es injusto que la ley sea retroactiva, la cuestión es el costo político. ¿Qué van a hacer los diputados y senadores que responden a Vidal? Hay mucha hipocresía, porque hay consenso en que la ley estuvo mal planteada”, reconoció en privado uno de los referentes de las UCR. En ese espacio estimaron que el oficialismo procurará incluir la reforma en un paquete de negociaciones con el Presupuesto, el endeudamiento y el Fondo de Infraestructura Municipal.

“Es muy claro: lo único que se les ocurre es perpetuarse en el poder. No hacen nada por la gente. Frente a su voluntad de la re-reelección eterna nosotros vamos por la transparencia de la boleta única y la ficha limpia”, contrapuso Patricia Bullrich una vez que tomaron impulso los movimientos para sortear el obstáculo. La titular del PRO se dirigió al peronismo, aunque de modo implícito también apuntó contra los intendentes de Juntos por el Cambio, y advirtió que saldrá más fuerte cuando se confirme el avance concreto.

Patricia Bullrich y Elisa Carrió coincidieron en el rechazo a la reforma de la ley que limita las reelecciones de los intendentes.

Los intendentes del PRO habían resultado determinantes para Horacio Rodríguez Larreta durante la pulseada para imponer como candidato a Diego Santilli. Garro, Grindetti y Valenzuela tomaron distancia del llamado Grupo Dorrego, que resistía el paso del ex vicejefe porteño a la provincia de Buenos Aires, y eso terminó de definir la discusión.   

“No hay espacio para volver a insistir en la reelección indefinida”, dijo Santilli en declaraciones a TN. Los jefes comunales de Juntos por el Cambio también sostienen esa posición, aunque apuestan a la interpretación sobre el primer período.  

“El fin de las reelecciones indefinidas no se negocia”, marcó a su vez su postura la Coalición Cívica. En un comunicado, el partido fundado por Elisa Carrió consideró “claro y contundente” el artículo 7 de la ley 14.836, que tomó el período en curso en 2016 como el primero para contabilizar y cuya modificación es uno de los caminos evaluados por los intendentes.

En el final, la Coalición Cívica también apuntó a la propia coalición opositora: “Convalidar una nueva reelección de intendentes, legisladores, concejales y consejeros constituye una estafa a millones de bonaerenses que confiaron y aún confían en el cambio que prometimos e iniciamos en 2015”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados