el-barrio-antartida-argentina-de-parana-ya-tiene-su-canchitaSociedad 

El barrio Antártida Argentina de Paraná ya tiene su Canchita

UNA CANCHITA PARA MI BARRIO 3.jpg

El barrio Antártida Argentina de Paraná ya tiene su Canchita

Diego Arias

Suma de Voluntades, la reconocida ONG, tomó la posta con el consentimiento de los vecinos y cientos de personas solidarias involucradas para poner manos a la obra. “En 2018 visitamos el barrio para saber si había interés y compromiso. Los vecinos nos dijeron en qué lugar querían tenerla y ahí comenzó todo”, explicó la periodista Evangelina Ramallo, impulsora del proyecto.

El primer problema que se presentó fue que “si bien había más espacio que en el barrio San Martín, era más complejo porque el suelo estaba muy desnivelado; las condiciones no eran óptimas porque ese fue el primer volcadero y abajo de esa tierra había de todo”, contó la periodista e integrante de Suma. A partir de allí fue el arquitecto Andrés Falco para analizar el terreno y se animó al desafío por “oficio y vocación”, según confesó el profesional, que se siente movilizado por la experiencia y fue parte fundamental de la encrucijada.

“Vimos el terreno y luego tuvimos una reunión con todo el barrio. Si no hay compromiso no hay cancha. Como les expliqué el primer día: yo les puedo enseñar a construir, a parar un poste o a encuadrar la cancha, pero yo solo no la iba a hacer. Y hubo compromiso desde el primer día. Roberto (Arellano) desde el primer momento fue el que buscó la gente, los motivó y los trajo; y los demás nos encargamos de la logística”, resaltó el arquitecto.

Roberto, referente del barrio, dijo que la Canchita es “el corazón del barrio” porque “se necesitaba”. “Los chicos no tenían un lugar para jugar, lo hacían en la placita o en la calle y ahora tienen este lugar y están muy contentos y apurados por jugar. Acá son muchos los chicos y chicas que están jugando”, comentó el encargado, que consideró que estará “siempre” porque La Canchita “es lo más importante para el barrio y los chicos no van a andar en la calle”.

Después de elegir la zona al pie de las barrancas, Evangelina Ramallo comentó que asistió una agrimensora que delimitó el lugar y explicó dónde había que nivelar. Para ocupar ese espacio público hubo un compromiso de palabra con la Municipalidad, que comenzó con la gestión anterior y continuó con la actual. “Luego avanzamos con el pedido formal y hoy tenemos el comodato de las dos canchas”, explicó la periodista, quien agregó que por dos años se pueden modificar y hacer las obras que se necesiten.

Estaba el compromiso y el recurso humano, pero para cumplir el sueño se necesitaban todos los materiales. “El gran impulso fue el Consejo Empresario con un puñado de empresas que quisieron ser parte del proyecto. Se involucraron con materiales y a partir de ahí supimos con lo que contábamos. Y la tierra fue algo constante. De repente un mensaje y otro… Se necesitan 30 camiones de tierra y ahí salíamos a buscar. Salían de obras, arquitectos que se iban enterando y nos avisaban. Sobre todo la arquitecta Domé, que nos hizo una gran donación”, explicó Ramallo.

La logística para trasladar la tierra también necesitó de una coordinación y la colaboración constante. “Arenera Farjat nos ayudó muchísimo. Hemos hecho compras, pero un gran porcentaje nos donó”, comentó Evangelina. Otros de los inconvenientes que se les presentaron fue el acceso al lugar, y a través de Vialidad Provincial lograron acceder al lugar porque se “inundaba”. “No se podía llegar, incluso se colocaron cañerías para que no tenga ese problema; los vecinos se vieron favorecidos con la obra”.

“Hubo colaboración permanente de innumerable gente. Una vez llamó una vecina que había hecho una pileta y ahí iba Roberto con el moto carro a llevar la tierra”, contó. “Mi trabajo fue optimizar todo porque se pierde mucho tiempo, para que no se pierda nada. Ni el aporte de privados y el tiempo de la gente. Todo tenía que estar cronometrado”, resaltó el arquitecto de Ático Constructora.

“Arrancamos desde lo más básico, limpiar el terreno, motoniveladora, combinar tierra fértil y arena para tener un colchón de siembra. Y después largamos con la colocación de postes, el alambrado, trajimos un tanque de agua de 20.000 litros que no fue fácil y bajar el agua desde la barranca tampoco. Todo eso se hizo a pulso. Toda una historia”, recordó el profesional. “Nos pasaron un montón de cosas y para mí el día de la inauguración será un momento de gran satisfacción”, señaló visiblemente emocionado.

Una vez que consiguieron toda la tierra se empezó a nivelar y Servicio Pedrín fue clave, contó Ramallo. “La empresa siempre estuvo a disposición para poner las máquinas, nivelar, hacer los pozos para los árboles”, explicó la representante de Suma, que además contó que los árboles fueron donados por el vivero Municipal y Don Felipe y El Bosque. Este último puso las semillas para el césped de la canchita.

Con el suelo acorde comenzó el otro gran sueño. Lograr ponerlo en condiciones para la práctica del fútbol y mantenerlo. La tarea corrió por cuenta de la empresa Césped Entre Ríos que lo tomó como “un desafío único” según confesó Diego Pastre, uno de los integrantes de la empresa integrada por cuatro personas. “En el negocio somos cuatro personas y nos encantó trabajar acá, nos encantó el proyecto y la respuesta de la gente. Esto fue lo más lindo que nos pasó. Todo lo que se pedía se hacía. Y después poder aplicar, todos los integrantes de la empresa, este perfil de suelo fue algo increíble”, adelantó el experto, que ha trabajado en varias canchas profesiones. “Acá era relleno sanitario, donde no crecen las especies vegetales. Entonces tuvimos que ‘crear’ el suelo para poder plantar la cancha. Fue un desafío enorme. Creamos un sistema de riego, generar la siembra y después empezar a plantar. Acá se aplicaron todas las tecnologías que se aplican en cualquier cancha, pero de la nada”, explicó entusiasmado.

“En lo campos deportivos hay dos cuestiones básicas, que son el elemento de corte y regar” comentó Pastre. Con esa consigna, que parece sencilla, luego vienen las tareas secundarias. “Acá se hizo un sistema novedoso porque es de aspersión emergente como el que se suele usar en las canchas profesionales. Eso quiere decir que debajo del suelo están instaladas las cañerías y los aspersores que emergen a la superficie que lo prenden los vecinos. O sea, no tenés que andar trasladando una manguera. Hacer eso en un relleno sanitario, en ese contexto, es una obra impresionante”, relató el canchero.

la canchita barrio Antártida Argentina.mp4

La Canchita tendrá un portón de ingreso a cargo de Martín Salamone quien dijo que colaboró porque le hubiese “encantado” tener una canchita así cuando era pequeño. El herrero se vio sorprendido por la transformación y dijo: “Cuando sale del corazón te organizás y le podés brindar tiempo a este tipo de cosas”. Sólo faltan colocar los arcos que los donó el Club Patronato y los bancos de suplentes que los están construyendo los alumnos de la Escuela Técnica N° 1 a cargo del docente Baltazar Llobet. A esta donación Ramallo la definió como “muy simbólica” por ser el club de Primera de la provincia y los bancos de suplentes El próximo paso es que no sea sólo un espacio, por eso Evangelina adelantó que a partir de la inauguración “se va a trabajar con profesores o a través de la escuela municipal”. “El objetivo es que sea un espacio de educación, ese va a ser el compromiso después de cortar la cinta. Que los chicos tengan esa contención”, precisó.

Evangelina Ramallo destacó el apoyo de Javier Saviola y Romanela Amato, quienes a través de Gol Solidari de Andorra le dieron el impulso económico clave para realizarlo. Y no quiso dejar de mencionar a todos los que colaboraron y los enumeró: “Javier Saviola y Romanela Amato (padrinos), Ático Constructora, Gol Solidari (Andorra), Césped Entre Ríos, Dimaco, Haimovich, Ferrenet, Enersa, Vivero El Bosque, Bulonera del Litoral, Pedrín, Arenera Farjat, Herrería Martín Salomone, Yugdar Agrimensura, Metal Sur, Vialidad Provincial, Municipalidad de Paraná, Vivero Don Felipe, Escuela Técnica N° 1, Club Atlético Patronato, Redes Deportivas Rafaela, Domé Arquitectura, Pelotas Toro y todo aquel que compró nuestra rifa solidaria”, agradeció.

UNA CANCHITA PARA MI BARRIO 2.jpg

Diego Arias

“Las redes de los arcos las hizo Redes Deportivas Rafaela, son las mismas que usa la Selección Argentina”.

la canchita suma de voluntades Bruno.mp4

Articulos relacionados