compra-de-trenes-chatarra:-la-fiscal-pidio-cuatro-anos-de-carcel-para-julio-de-vido-y-ocho-para-ricardo-jaimePolítica 

Compra de trenes chatarra: la fiscal pidió cuatro años de cárcel para Julio De Vido y ocho para Ricardo Jaime

La fiscal de juicio Gabriela Baigún pidió este lunes una condena de ocho años para el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, la mitad de ese período para Julio De Vido y cinco años y ocho meses para Manuel Vázquez, por la compra de trenes chatarra a Portugal y España que perjudicaron al Estado en 31 millones de euros. Además, a Jaime lo juzgan por otros tres delitos, entre ellos enriquecimiento ilícito.

Ricardo Jaime es el último ex funcionario K que se encuentra detenido, luego de la libertad condicional que le dieron a su sucesor, Juan Pablo Schiavi. Afronta a la fecha una condena unificada de ocho años por la Tragedia de Once y otras causas de menor trascendencia pero que complicaron su escenario judicial.

Los alegatos de la fiscal Baigún ante el tribunal oral federal 6 (TOF 6) concluyeron este lunes con un pedido de condena. 

La fiscalía consideró que se encuentra acreditada la responsabilidad de los ex funcionarios en una serie de adquisiciones irregulares de material ferroviarios a España y Portugal, realizadas entre 2003 y 2010, que implicaron un perjuicio para el Estado nacional de aproximadamente 30.856.130 euros.

Se trata de un contrato de compra-venta, un acuerdo marco con la empresa Caminhos de Ferro Portugueses (CFP) y un acuerdo de Cooperación para Provisión con el Ministerio de Fomento de España celebrados el 23 de junio de 2004, el 21 de marzo de 2006 y 1 de julio del 2010 por el ex titular de la cartera de Planificación Federal.

Además, abarcan diversos acuerdos, contratos y adendas entre el Estado Nacional y las empresas españolas Sociedad Mercantil Estatal Española Expansión Exterior S.A. (EE), Red Nacional de Ferrocarriles de España (RENFE) y Ferrocarriles Vía Estrecha (FEVE), como también con la empresa portuguesa, celebrados por Jaime entre el 3 de noviembre de 2003 y el 20 de febrero de 2008.

Ante esa prueba corroborada durante la instrucción, que llevó adelante el juez Julián Ercolini, pidió este lunes ocho años de prisión para Ricardo Jaime, cuatro años para Julio De Vido y para el ex asesor de Planificación Federal, Manuel Vázquez una pena de cinco años y ocho meses.

Al analizar los puntos más sobresalientes del caso, Baigún indicó que el porcentaje de material “que jamás se reparó y, por lo tanto, que nunca prestó funciones en Argentina es muy elevado. Ya sea que se tome el relevamiento de la AGN (44%) o el aquí propuesto (54%), el número es demasiado alto como para pasar desapercibido. No se trata de algún material aislado que no se pudo reparar por algún motivo concreto. Estamos diciendo que la mitad de todo lo que se compró, nunca se usó. Esta situación es demasiado ostensible y notoria, y jamás pudo haber pasado desapercibida”.

La acusación que envió a los ex funcionarios de Cristina Kirchner a juicio oral sostenía que una cantidad importante de material rodante adquirido “se utilizó por escaso tiempo en el sistema ferroviario del país, pues se trataba de formaciones que no eran idóneas para los servicios a los que fueron destinadas”. Incluso, se sostuvo que en muchos casos las compras eran incompatibles “con la red de vías y cuya calidad y funcionalidad real no se condecían con los objetivos del ‘Plan Nacional de Reorganización, Recuperación y Modernización del Ferrocarril Nacional’”.

Continuando con sus argumentos, Baigún dijo que los acusados violaron los deberes a su cargo y mediante una serie de actos jurídicos “comprometieron abusivamente al patrimonio del Estado nacional, cuya administración les fuera confiada, generándose en forma directa un grave e irreversible perjuicio patrimonial”. En otras palabras, este lunes al concluir sus alegatos, los responsabilizó por “no cumplir con sus funciones” que era “la correcta administración de los bienes del Estado”:

No dejó pasar por alto otros hechos: y es que en función de los testimonios escuchados durante el juicio más la prueba recabada durante la pesquisa, quedó en evidencia que “las compras no respondieron a los criterios de eficiencia, eficacia y economía. Obviamente, no resultaron útiles para la rehabilitación de los Servicios Interurbanos de Transporte Ferroviario de Pasajeros”.

Esta afirmación se encuentra respaldada por el hecho de que al 2015, “el 79 por ciento del material adquirido a España y Portugal durante la gestión de Ricardo Jaime a cargo de la Secretaría de Transporte, se encontraba fuera de servicio“.

De esta manera, dio por acreditado que ambos acusados “determinaron la adquisición por parte del Estado de material rodante cuyo precio y utilidad fueron claramente perjudiciales para el patrimonio nacional y para el parque ferroviario”.

Se centró en el rol de Jaime y Vásquez de manera enfática. Fue cuando señaló que la Secretaría de Transporte de “forma elíptica pagó una suma muy cercana al millón de euros en concepto de honorarios -no prestados- a Ricardo Jaime, por intermedio de su asesor de confianza: Manuel Vázquez. ¿Qué significa esta circunstancia si no un retorno?”.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados