carne-vacuna:-anticipan-que-el-consumo-local-bajaria-en-2022,-pero-subira-el-resto-de-las-carnesEconomía 

Carne vacuna: anticipan que el consumo local bajaría en 2022, pero subirá el resto de las carnes

El presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), Daniel Urcia, estimó hoy que el consumo de carne vacuna va a seguir bajando este año, aunque consideró que seguirá en aumento la demanda de carne de cerdo y canre de pollo.

Según el dirigente, “hay cambio de hábitos de consumo y en el total de carnes, se está consumiendo más que una década atrás”, expresó. 

“Desde 1980, la población argentina casi duplicó, pero la producción de carne vacuna sigue siendo la misma. Entonces, no se ajusta sólo por consumo o poder adquisitivo, si no por cantidad de oferta y por el crecimiento de carnes que no son vacunas”, explicó Urcia.

En declaraciones al programa de Luis Majul por Radio Rivadavia, el empresario aseguró que 2021 “fue muy bueno” para el sector frigorífico que, a su criterio, logró garantizar “un buen abastecimiento”.

Argentina es uno de los cinco países donde se consumen más carnes

“Desde 1990, sólo en 13 años se faenaron más de 13 millones de vacunos, y en 2021 estuvimos cerca de esa cifra. También, el año pasado creció 7% la faena de cerdos, que es una carne alternativa de la dieta de los argentinos, no solamente por precios”, resaltó.

Cuántos kilos de carne se consumen en la Argentina

En los últimos años, el consumo de carne vacuna se ha visto desplazado por otras fuentes de proteína animal en la dieta de los argentinos. El consumo de carne de pollo y cerdo se halla en franca expansión, amenazando con destronar a la vaca en el futuro.

Un estudio publicado por la Bolsa de Comercio de Rosario muestra que en el año 2020, con una fuerte crisis económica por la pandemia, caída de ingresos y pérdida de empleos, el consumo de carne de vacuna cayó al orden de los 50,2 kilos promedio por habitante/año. Esto es un 25% menos de lo que se consumía a principios del siglo, y un 40% por debajo del consumo medio por habitante hace 50 años. 

La carne de pollo sigue de cerca a la carne bovina. En pocos años tuvo un crecimiento exponencial en el consumo doméstico.

Sin embargo, por otro lado, el consumo de carne aviar ha venido teniendo un crecimiento fenomenal. En los últimos 20 años, el consumo medio por habitante creció en un 66% desde el año 2000 a esta parte, y un 25% tan solo en la última década. 

Lo mismo viene sucediendo con la carne porcina. A principios de siglo, un argentino promedio consumía apenas 7,8 kg de carne porcina anualmente; desde entonces a esta parte, se duplicó su consumo por habitante, habiendo alcanzado en el año 2020 los 15,6 kg/habitante/año.

Los precios de la carne y la inflación

Ayer se conoció el dato de inflación acumulado del 2021 que fue mayor al 50% y la carne es uno de los productos que más se señalan como causante de la suba. 

Respecto de los precios, el directivo de FIFRA afirmó que “tienen un valor muy razonable. Es uno de los pocos precios que ajustan por oferta y demanda en el país. Pero son el resultado de un desbarajuste económico”,  manifestó en la entrevista radial.

“Es que en un contexto donde hay varios tipos de cambio, con una inflación alta, los precios internos son consecuencia de esa realidad macroeconómica”, evaluó.

Y añadió: “Los precios van al compás de la pirotecnia que es la economía: meses con subas importantes, meses de estancamiento”.

Urcia detalló que en el país hay 370 frigoríficos, 4 mil matarifes abastecedores, 80 mil carniceros y 200 mil productores.

“Es un universo imposible de poner de acuerdo. Y eso lleva a la imposibilidad de que haya posiciones dominantes”, dijo el dirigente, quien a la vez reconoció que hay “un núcleo importante formal, pero alrededor de un es 7% absolutamente marginal, algo que no se ve mucho en las grandes ciudades”.

LR

También te puede interesar

Articulos relacionados