murio-hebe-de-bonafini:-su-relacion-con-alberto-fernandez,-de-la-tibia-ilusion-inicial-a-las-criticas-y-los-pedidos-de-renuncia-de-ministrosPolítica 

Murió Hebe de Bonafini: su relación con Alberto Fernández, de la tibia ilusión inicial a las críticas y los pedidos de renuncia de ministros

Hebe de Bonafini fue frontal en sus dardos contra la gestión presidencial. El exministro de Economía Martín Guzmán estuvo entre sus blancos favoritos.

La relación de Hebe de Bonafini con el actual Gobierno fue mutando con el tiempo. Desde un apoyo con reticencias al inicio de la gestión, había virado en los últimos tiempos hacia una fuerte mirada crítica del presidente Alberto Fernández con su habitual estilo virulento, muchas veces más duro que el de la propia oposición.

Y lo hizo en sintonía con los sectores más ultra K, que iban tomando distancia a medida que se deterioraba la imagen del Gobierno. Todo sucedió así, pese a que Fernández intentó contener la ira de Hebe.

Uno de los destinatarios de esas críticas fue el ex ministro de Economía, Martín Guzmán. Cuando se negoció el acuerdo con el FMI, Bonafini disparó: “Están negociando el hambre de la gente. Estoy disgustada, no sólo porque el Presidente me mintió. Quiero que la gente sepa que no tenemos nada que ver con este acuerdo. Jamás permitiríamos que un hombre como Guzmán, que está negociando con el Fondo, lo haga con el hambre del pueblo”.

Esto sucedió en octubre del 2021, pero ya en marzo Bonafini había cuestionado la postura oficial: “¿A qué llama honrar la deuda, señor presidente? ¿A ponerse de rodillas con el Fondo? No se acostumbre a mentir, sino va a parecerse mucho a alguien que ya conocemos”.

Fernández la había convocado para que participara en el acto de cierre de campaña, en Morón, pero Bonafini se negó: “Me dijo que para él era un placer que participara, pero para mí no era un placer. Es un acto que armó para él y habló como un pastor evangélico”. Su opinión en aquel momento era que Fernández era “blandito, y en este Gobierno hay muchos con esa condición”.

Cuando se firmó el acuerdo con el Fondo, Hebe publicó una carta en la que pidió “perdón de rodillas, por no haber logrado convencer al Ejecutivo de no pagar”. Y opinó que era “un mazazo al corazón, no nos escucharon”.

Cristina Kirchner se reunió en aquel momento con Hebe- la vicepresidenta la visitó en la sede de la Fundación- y las críticas de la titular de Madres al Gobierno se incrementaron. “Mucha gente del Frente de Todos no tiene nada que ver con nosotros. A medida que muestra su cara, Alberto no tiene nada que ver con el proyecto kirchnerista. Está mucho más a la derecha que cualquiera”, expresó en marzo del 2022 por Futurock.

Y al mismo tiempo atacó a Sergio Massa: “No podemos pensar en estar unidos con cualquiera. No podés unirte con Massa, que es lo contrario de lo que pensamos nosotros, que se lo pasa yendo a Estados Unidos viendo que negocio puede hacer”. Y eso que todavía faltaban varios meses para que Massa llegara al ministerio de Economía… Poco antes de que Guzmán renunciara, desatando una de las más graves crisis del Gobierno, Bonafini lo cuestionó en la Plaza de Mayo, cuando conmemoraba los 45 años de la primera marcha de las Madres: “Guzmán es un descarado, la verdad que a veces me dan ganas de tenerlo cerca para trompearlo”.

Y sobre Fernández dijo que “también nos miente, está pateando para el otro lado”.

Claro que se hizo un paréntesis para mantener su relación con Cristina: “La queremos presidenta para siempre, vitalicia. A nuestra querida Cristina. Ella, sea lo que sea, va a ser siempre presidenta en nuestro corazón. Es brillante y nos da esperanza”.

Una vez que Guzmán se marchó, Hebe se alineó en la defensa de Cristina Kirchner, a medida que avanzaban las causas judiciales sobre la vice.

“Le llevamos a Cristina todo el amor del pueblo”, dijo después de una nueva reunión entre ellas, agregando que “nunca permitiremos que vaya presa”. Y volvió a convocar a marchas y movilizaciones.

Una vez que sucedió el atentado contra Cristina Kirchner en la puerta de su casa, en Recoleta, el destinatario de la furia de Hebe fue el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández.

“Con el derecho que me dan los 45 años de lucha ininterrumpida luchando por defender a la gente que amo, exijo la renuncia de Aníbal Fernández por inepto y descuidado”, escribió Hebe en Twitter.

Articulos relacionados