InicioPolíticaAl filo de la asunción de Milei: ¿se parte el bloque de...

Al filo de la asunción de Milei: ¿se parte el bloque de Unión por la Patria en Diputados?

A 10 días de la jura de Javier Milei como presidente y la asunción de los diputados electos en octubre, se replican los llamados y reuniones no sólo en lo que será el nuevo oficialismo sino también en Unión por la Patria, un espacio que tendrá una importante presencia kirchnerista pero al que se le sumarán otros representantes del peronismo del interior que buscan evitar que se repita lo ocurrido cuando Máximo Kirchner condujo la bancada y se centralizó el debate en los temas vinculados al AMBA.

La noticia comenzó a circular este jueves en los pasillos del Congreso y hablan de conformar un bloque con diputados peronistas del interior, que en principio tendría un piso de 8 legisladores, pero la intención es sumar más representantes una vez que asuma la nueva conformación del Congreso el próximo 10 de diciembre y se esclarezca quiénes ocuparán los principales cargos.

Un operador político de importante trayectoria en la Cámara baja le confirmó a Clarín que uno de los diputados que integraría el espacio sería Guillermo Snopek, diputado electo por Jujuy, que a principios de este año rompió el bloque del Frente de Todo en el Senado para conformar Unidad Federal con Carlos «Camau» Espínola, Edgardo KueiderMaría Eugenia Catalfamo, sumando también a Alejandra Vigo, la senadora por Córdoba y esposa de Juan Schiaretti.

Según la fuente, este jueves a la mañana Snopek estuvo en contacto con Juan Brügge, un constitucionalista que vuelve a la Cámara baja después de su primera experiencia en 2015 cuando reemplazó a Juan Carlos Massei, quien no llegó a asumir la banca porque fue directo a integrar el gabinete de Schiaretti. En rigor, Brügge fue electo este año por la lista que postuló al gobernador cordobés para la presidencia.

Lo que no está claro es si la conversación sólo apuntó a sumar a Brügge, que es presidente del Partido Demócrata Cristiano, o si la intención es sumar a todo el bloque de Córdoba. De ser así, Snopek podría contar con 6 diputados del espacio de Schiaretti, incluyendo a Florencio Randazzo, que todavía espera la confirmación de Milei para presidir la Cámara. Pero es difícil que esa opción prospere dentro de un interbloque con mayoría K.

Tal vez la salida sea que se conforme como en el Senado por fuera de UP y votando parcialmente en sintonía con el kirchnerismo algunos proyectos.

«Este grupo de diputados del interior está buscando masa crítica para armar un bloque con volumen propio no para ser opositores a Unión por la Patria sino para tener músculo político para negociar con el Ejecutivo algunas votaciones y las cosas que necesitan las provincias», sintetizó una fuente parlamentaria.

Está claro que detrás de esta división también está la pelea por el reparto de las comisiones que por reglamento se fija por proporciones de representación. Todo esto en un escenario político que está más atomizado después de las elecciones de octubre y que provocó que la Cámara baja quede dividida en al menos tres polos de poder definido, que podrían sufrir subdivisiones internas.

«Todavía no está definido si el bloque va a continuar unido. Está claro que la primera opción es que haya un sólo bloque, pero podría armarse más de uno para confluir en un interbloque. Eso se definirá la semana próxima cuando juren los diputados entrantes, hoy es prematuro confirmarlo», le confió un diputado del Frente de Todos a Clarín.

Sin embargo, las charlas siguen y en este nuevo espacio que se conformaría buscan tentar también a los diputados del Frente de la Concordia de Misiones, que responden a Carlos Rovira.

Desde la derrota de Sergio Massa ya comenzaron a bajar a los misioneros del bloque de UP y tal como ocurrió en 2015, cuando ganó Mauricio Macri la presidencia, se prevé que pasarán a jugar por los intereses de la provincia. De confirmarse, el kirchnerismo arrancaría con 104 diputados, 4 menos de lo proyectado.

Los dirigentes que participan en el armado insisten en que la intención es no quedar atrapados en la agenda del kirchnerismo. Saben que La Cámpora con 25 representantes tendrá su propio peso en la discusión interna a partir de la presencia de Máximo Kirchner, pero también se suman otros dirigentes como Martín Soria y Carlos Castagneto que estuvieron en el Ejecutivo.

Por eso, en las conversaciones entre las principales espadas de Unión por la Patria en Diputados hay coincidencia en ratificarle la confianza a Germán Martínez para que siga al frente del bloque en el próximo período, ya que logró contener a los distintos sectores y teniendo presencia en todas las propuestas.

Reunión de despedida, lágrimas y preocupación en el kirchnerismo

Mientras se esperan definiciones sobre cómo quedarán los bloques después del 10 de diciembre, los diputados del Frente de Todos se reunieron este miércoles, antes de las Asamblea Legislativa que proclamó a Milei y Victoria Villarruel como presidente y vice, respectivamente, para despedir y agradecer a aquellos diputados que no renovarán sus mandatos como el entrerriano Marcelo Casaretto y el sanjuanino José Luis Gioja, entre otros.

Una de las más emocionadas fue Cecilia Moreau, quien entre lágrimas agradeció a los diputados de su bloque por «el aguante» que hicieron desde que tuvo que reemplazar a Sergio Massa en la conducción de la Cámara. Sobre todo por haber reaccionado ante las agresiones de Fernando Iglesias, con quien tuvo varios encontronazos en el recinto.

Durante la reunión se evitó hacer una catarsis del resultado del balotaje y la derrota del oficialismo. Pero si hubo comentario sobre la pelea por la presidencia de Diputados y todos se alinearon detrás de Cristina Kirchner de que le corresponde al nuevo oficialismo. Aunque también coincidieron en que debe ser de La Libertad Avanza, bajando de cierta manera la posibilidad de apoyar una posible candidatura de Florencio Randazzo o Cristian Ritondo.

Más noticias
Noticias Relacionadas