InicioSociedadCremaron los restos de la joven argentina asesinada en Buzios: su familia...

Cremaron los restos de la joven argentina asesinada en Buzios: su familia realizó los trámites para traer sus restos al país

Los restos de Florencio Aranguren, la mujer asesinada a puñaladas el miércoles en Buzios, fueron cremados este sábado en el Cementerio Memorial, ubicado en la zona norte de Río de Janeiro, luego de que su hermana, Mariana Aranguren, consiguiera la autorización de Brasil para llevarla a cabo.

La joven de 31 años, fue atacada por un hombre en un sendero situado a pocos metros de la playa José Gonçalves, en la zona sur de aquella localidad balnearia. Su hermana y su cuñado, quienes llegaron el jueves a la ciudad de Cabo Frío, donde se realizó la autopsia, ya realizaron los trámites para llevar sus cenizas a Buenos Aires.

En las próximas horas, Mariana regresará a Buenos Aires con los restos de su hermana, para que sea despedida por el resto de sus familiares y amigos.

De acuerdo a lo informado por medios brasileños, en el cementerio también estuvo «Tronco», el perro de la víctima, quien caminaba junto a la víctima en el momento de la agresión y luego se quedó juntó al cadáver de su dueña mientras se peritaba la escena del crimen. También comenzó a ladrar cuando el presunto homicida fue llevado a ese lugar.

El viernes, decenas de personas marcharon por las calles de Buzios al grito de «Viva nos queremos» para pedir justicia por el crimen de Aranguren, y colocaron una bandera frente al ayuntamiento con la leyenda «Buzios tus mujeres lloran por los femicidios».

El crimen de la joven argentina en Buzios

El cuerpo de Florencio Aranguren fue hallado el miércoles poco después de las 7, en un sendero próximo a la playa del barrio José Gonçalves.

De acuerdo con las imágenes de una cámara de seguridad difundida por medios locales, a las 7.05 la joven quedó registrada cuando caminaba por la vereda de una cinta asfáltica sin tránsito vehicular, llevando a su perro de la correa y con una mochila oscura sobre sus hombros, hasta que llegó a una curva que gira hacia la derecha y se perdió de vista detrás de la vegetación al costado del camino.

Video

Las cámaras de seguridad registraron a Florencia Aranguren caminando con su perro, minutos antes de ser asesinada en la localidad balnearia de Brasil.

Según fuentes del ayuntamiento local, fue un vecino que caminaba por el sendero quien encontró el cuerpo y dio aviso a la policía. Tras esta alerta, los efectivos se trasladaron hasta el lugar y junto al cuerpo de la víctima estaba su perro, que tenía manchas de sangre, agregaron las fuentes.

El principal sospechoso

Poco después tomó intervención en la investigación la Policía Militar de Río de Janeiro, que apresó a un sospechoso, identificado como Carlos José de Franca, en un domicilio cercano a la escena del crimen.

Según los voceros, el acusado se había bañado, aunque se encontró en su poder ropa interior con manchas de sangre que fue secuestrada para ser analizada y ver si se corresponde con la de Aranguren.

Al ser detenido, el hombre fue llevado hacia la escena del crimen, donde el perro de Aranguren comenzó a ladrar de manera incesante ante su presencia, explicaron.

A su vez, el sospechoso tenía marcas en su cuerpo, por lo que se procurará establecer mediante peritajes si se trata de rasguños producidos en un forcejeo con la víctima.

Video

Así trasladaban al detenido por el crimen de la joven argentina en Buzios.

De Franca, de 32 años y oriundo de Quipapá, una ciudad de Pernambuco, pero con domicilio al norte de Fluminense, «ya había sido condenado por el Tribunal de Pernambuco a 15 años de prisión por la violación y el robo a una adolescente en la región nororiental de Brasil».

Desde la Justicia brasileña precisaron que «en el informe preliminar de la autopsia”, realizada en el Instituto Médico Forense de Cabo Frío, «se constató que Florencia tenía varias heridas defensivas en las manos y varias heridas cortantes en el cuello y nuca».

Con información de Télam.

ES

Más noticias
Noticias Relacionadas