InicioEconomíaQueda una semana para conseguir los cinco cortes de carne a valores...

Queda una semana para conseguir los cinco cortes de carne a valores más bajo: cuáles son y cuánto salen

Queda sólo una semana para terminar el año y el gobierno de Javier Milei, entre tantos anuncios, ya le dio de baja a Precios Justos y en los próximos días quedará anacrónico el programa que permite comprar cinco cortes de carne a valores más económicos, que se consigue en grandes cadenas de supermercado.

La suba estrepitosa de precios en góndola se hizo sentir con más fuerzas desde el 10 de diciembre, con el cambio de gobierno, la carne incluso subió hasta el 50% y ahora en el horizonte los especialistas dicen que no les quedará otra que bajar los precios frente a la caída de las ventas.

Hasta el 31 de diciembre, es decir, una semana más, todavía se consigue la canasta que contempla ofertas para asado, matambre, vacío, tapa de asado y falda, los cortes más populares y consumidos por los argentinos.

Ahora, la Subsecretaría de Comercio de La Libertad Avanza a cargo de Pablo Lavigne impulsa que sean los privados quienes pacten promociones: un acuerdo entre privados y menos intervención del Estado, es el plan delineado por Milei que se ve reflejado en el DNU de más de 80 páginas y que modifica 360 normativas.

En cuanto a la carne, los frigoríficos exportadores nucleados en ABC pusieron a disposición hasta el 31 de diciembre volúmenes de los cinco cortes de carne de mayor consumo popular, los cuales hasta noviembre tenían prohibición de ser exportados. Los mismos se encontrarán por el momento en las cadenas Walmart/Chango Más, Carrefour, La Anónima, Cencosud (Disco, Vea y Jumbo) y carnicerías Friar del norte.

El jueves pasado se conoció el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de noviembre, el dato arrojó un IPC de 12.8% y alimentó las proyecciones que hablan de un diciembre por arriba del 20%. La suba de alimentos y bebidas fue el 15,7%, y los cortes de carne en el GBA treparon entre 12% el kilo de cuadril y 16,8% el kilo de asado. Según el organismo estadístico, durante el mes pasado ese corte escaló a $ 3.617,57, mientras que la nalga, que también se incrementó fuerte (14,7%), se vendió a casi $ 4.500 el kilo. Estos precios ya quedaron viejos debido a los fuertes aumentos de diciembre.

El valor al que se conseguía la carne en septiembre pasado. Foto: Luis Robayo / AFP.El valor al que se conseguía la carne en septiembre pasado. Foto: Luis Robayo / AFP.

A cuánto se consiguen los 5 cortes más populares

Dentro de esta promoción, la falda se vende a $ 2.900 el kilogramo en supermercados. El asado y la tapa de asado se vende a $ 4.900 el kilo, el vacío y el matambre a $ 5.900 el kilogramo. La recomendación para conseguirla es ir al super bien temprano a la mañana.

El fin de semana se conoció que la Secretaría de Bioeconomía había estado conversando con los frigoríficos para llevar adelante una nueva propuesta. “Ante la grave situación económica que vive la Argentina, desde la Secretaría de Bioeconomía hemos acordado con la industria valores de oferta para cinco cortes parrilleros”, indicaron desde la cartera que conduce Fernando Vilella.

Y continuó: “Estamos convencidos que a través del diálogo seguiremos trabajando en conjunto con la industria frigorífica y los supermercados, sectores relevantes de la economía argentina”.

Con los últimos aumentos el kilo de carne llegó a cotizar hasta los $ 8.000.

Cómo estarán los precios las próximas semanas

El precio de la carne comenzó a retroceder tras la abrupta suba que tuvo en los primeros 15 días de diciembre.

Según los referentes del sector cárnico, el único motivo de la baja es que el público no convalidó las subas ante la pérdida del poder adquisitivo que está provocando la inflación.

En una semana, los valores de las categorías de hacienda que se consumen en el mercado interno cayeron fuertemente tras picos de algunos lotes especiales de $ 2.000. Así, en 7 días, los novillos retrocedieron en promedio a $1.456 (%10); los novillitos, a $ 1.489 (17%); y las vaquillonas, $ 1.422 (16%).

Qué pasará con el consumo interno de carne

El consumo interno de carne bovina caería 8,7% interanual hasta los 2.200.000 toneladas de res con hueso (r/c/h) en 2024, lo que representa una merma de 200 mil toneladas respecto del año previo, al tiempo que se proyectan simultáneas bajas en la producción y en las exportaciones, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De esta manera, la entidad bursátil proyectó en promedio mermas interanuales 8% en la producción y del 6,1% en los despachos al exterior.

En el caso de la producción, el informe estimó para el próximo año un volumen de 3.024.000 de toneladas r/c/hfrente a las 3.285.000 de 2023.

Con la misma tendencia, proyectó un descenso en las exportaciones hasta las 824.000 toneladas respecto a las 877.000 toneladas del año previo.

De acuerdo a la BCR, el contexto económico del 2023 repercutió severamente en el mercado de carne vacuna.

En esa línea, contextualizaron que “el año 2023 va a quedar en la historia de Argentina por haber sido testigo de una de las peores sequías experimentadas por el país: la producción de granos se redujo en cerca de un 40% interanual”, lo que generó “serias dificultades para la economía argentina, dado que las cadenas agroindustriales aportan 1 de cada 4 pesos recaudados por el Estado Nacional, emplean a 1 de cada 5 trabajadores del sector privado, dan cuenta de 2 de cada 3 dólares que ingresan al país por exportaciones y representan el 20% del PIB argentino”.

Por otro lado, destacaron que “al haber escasez de pasturas como resultado de la falta de agua, los agentes de la actividad ganadera se vieron obligados a enviar una gran cantidad de cabezas a faena, resultando en elevados números de producción y de exportaciones, así como en una recuperación del consumo respecto de los dos años anteriores”.

En esta línea, precisaron que en los primeros 11 meses del año, se faenaron 13,4 millones de cabezas, un 9,7% por encima del promedio de los últimos 5 años para el mismo período, al tiempo que se habrían exportado más de 800.000 toneladas (res c/ hueso equivalente), un 23,6% por arriba del promedio.

“El año 2023 va a quedar en la historia de Argentina por haber sido testigo de una de las peores sequías experimentadas por el país: la producción de granos se redujo en cerca de un 40% interanual”

Además, la BCR estimó que el consumo interno alcanzó las 2,2 millones de tonelada, es decir un 2,4% más que el promedio de los últimos 5 años.

Respecto del próximo año, por otro lado, la entidad destacó que para 2024 estiman que el consumo de carne bovina representará el mayor porcentaje del consumo de carnes argentino.

Así, se espera que el consumo interno ronde el próximo año las 5,1 millones de toneladas, de las cuales la carne bovina explicará en 2024 el 43%, seguido por la aviar en un 42% y porcina en un 15%.

SN

Más noticias
Noticias Relacionadas