InicioPolíticaUn homenaje gráfico al barrio: Montserrat es argentina, y es la tipografía...

Un homenaje gráfico al barrio: Montserrat es argentina, y es la tipografía del año

Montserrat es una de las favoritas de los fanáticos gracias a sus líneas geométricas limpias y su estética moderna. Tiene una amplia gama de pesos y estilos, por lo que es súper versátil. Es una opción ideal para las empresas que buscan modernizar su lenguaje visual. En otras palabras, Montserrat tiene forma y función”, destaca Nadav Barkán, vicepresidente de Diseño de Fiverr, al anunciar que ésta fue elegida como la Tipografía del año 2024 en su plataforma.

Por su parte, Julieta Ulanovsky, diseñadora gráfica, directora de ZkySky y diseñadora de tipografías, sostiene que se siente honrada, sorprendida y agradecida de que Montserrat haya sido seleccionada como la Fuente del Año 2024 de Fiverr Logo Maker. “Nuestra fuente es ampliamente aceptada y tiene una presencia importante en las comunicaciones que vemos hoy, tanto impresas como digitales”, agrega.

Por otro lado, la diseñadora explica que Montserrat fue la más votada entre los usuarios y diseñadores de Fiverr, una plataforma automatizada que es impulsada por Inteligencia Artificial, diseñada para ofrecer logotipos de alta calidad y elaborados por grandes diseñadores. “Solo los mejores autónomos de Fiverr son elegidos en función de métricas de calidad. Más de 175.000 empresas en más de 127 países confían en Fiverr Logo Maker”, explican desde este sitio.

Una vista de la tipografía Montserrat, inspirada por carteles clásicos de ese barrio

Esta tipografía se inspiró en el barrio porteño homónimo. Los carteles de la comunidad se reflejan en la simplicidad geométrica de sus líneas sans serif (es decir, de palo seco, como Helvetica o Arial, y diferentes de las que tienen serifas, como Times New Roman). Montserrat “es moderna y elegante, pero también cálida y acogedora: una excelente opción para comunicar cualquier mensaje en una amplia gama de aplicaciones, incluidos sitios web, marcas, diseño editorial e impresión. Y la mejor parte es que está disponible para su uso, sin costo, con una licencia de código abierto”, resumen desde la plataforma internacional.

¿Cómo se inspiró Ulanovsky para crear esta tipografía hace algo más de una década? “Me gusta recorrer y mirar la ciudad. Me convoca, me interpela y no me cansa. Siempre saqué fotos de letras en el espacio urbano y lo fui teniendo en mente. Al tener que desplegar un proyecto fue bastante orgánico elegir ese tema”, cuenta la diseñadora argentina, que lleva el apellido de su padre, el periodista Carlos Ulanovsky.

Sobre la importancia de la tipografía, Ulanovsky sostiene que es un elemento clave del diseño. Y como casi todo en el diseño, se suele definir por sus límites, como por ejemplo qué tiene que decir y qué no; qué usos tendrá y cuáles no.

Julieta Ulanovsky es una de las creadoras de la tipografía Montserrat

Otro punto interesante que cuenta la diseñadora es que las tipografías pueden tener ciclos. No es necesario “terminarlas”, se pueden ir concluyendo etapas. “Cada etapa es tiempo. A Montserrat la estamos trabajando desde hace más de diez años con un equipo integrado por Sol Matas, Juan del Peral, Dave Crossland, Eben Sorkin y Jacques Le Bailly, entre otros”, dice esta diseñadora, que junto a su socia Valeria Dulitzky también crearon otras tipografías de inspiración porteña, como Abasto, Confitería y Letras del Correo.

Nativa digital

Muchos se preguntarán cuáles son sus usos. Las tipografías tienen múltiples aplicaciones, tanto en papel como en digital. “Montserrat es nativa digital, así que desde que apareció fue trabajada y cuidada para mejorar su desempeño. Al estar en una plataforma como Google Fonts recibimos todo tipo de comentarios y sugerencias. La letra fue creciendo al ritmo de los aportes y las necesidades del uso. Hoy se ve en plataformas como Canva, Google Docs y Fiverr, entre otras”, detalla su creadora.

Una vista de la tipografía Montserrat, inspirada por carteles clásicos de ese barrio

Más allá de lo atractivo que puede ser diseñar una tipografía, sobre todo para aquellos que se apasionen por el diseño, esta tarea también ofrece un importante rédito económico. Según explica Ulanovsky, diseñar una tipografía es un servicio, como cualquier otro, y se podrá cobrar con la ecuación habitual que tienen los servicios: tiempo, alcance y requerimientos técnicos, entre otras variables. Al mismo tiempo, la tipografía es un producto y tiene su valor, por eso algunos trabajos son a medida y otros son ofrecidos. En definitiva, se comercializa como con todos los productos de diseño.

Para Ulanovsky, la tipografía “tiene la capacidad de ser un vehículo de su tiempo. Una imagen de la letra del siglo XVI nos dice algo claro sobre su momento. Su dibujo desde ya, pero también dónde está puesta, cómo se lee, en qué contexto, qué tamaño tiene, qué tecnología o qué técnica nos la hace visible. En pequeños rasgos logra llevar muchísima información. Puede narrar usos y costumbres y logra constituir un discurso que cuenta más que lo dice”.

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas