InicioEconomíaDe Lecop a Bocade, todas las cuasimonedas que tuvo Argentina

De Lecop a Bocade, todas las cuasimonedas que tuvo Argentina

Lecop, patacón, lecor y federal son solo algunas de las cuasimonedas que circularon durante el año 2001 y 2002 en Argentina, luego de una profunda crisis económica y la imposibilidad de emitir dinero por la Ley de Convertibilidad, desapareciendo a fines del 2003.

Si bien parecía un hecho que quedó en el pasado, ya que se supone que la política había entendido las distorsiones que estas generan. Sin embargo, en 2024 vuelven a sonar en la boca de los argentinos el regreso de estos activos.

¿Cuáles fueron las cuasimonedas que tuvo argentina?

Si bien hubo una gran cantidad de cuasimonedas, las más destacadas fueron los siguientes: lecop (Argentina a nivel federal), patacón (Buenos Aires), bocade (Tucumán) y quebracho (Chaco).

Lecop

Fueron una serie de bonos de emergencia emitidos entre 2001 y 2002 en nuestro país mediante el Decreto 1004/01. Estos no devengaban intereses y vencían el 30 de septiembre del 2006.

Los Lecop se implementaron en el gobierno de Fernando de la Rua

Los Lecop se implementaron en el gobierno de Fernando de la Rúa

Se crearon durante el gobierno de Fernando de la Rúa con el fin de cancelar las deudas del Estado con las provincias debido a la falta de recursos financieros del estado. Asimismo, bajo el gobierno provisorio de Eduardo Duhalde, se realizó otra emisión para abonar sueldos y subsidios estatales.

Patacón

Los patacones fueron emitidos en la Provincia de Buenos Aires, en el 2001, para paliar la falta de liquidez que había en la provincia. Su nombre formal era Letra de Tesorería para Cancelación de Obligaciones.

Mayormente fueron usado para gastos del estado como pagos de salarios públicos. Este bono otorgaba un interés anual del 7%. Como tal hubo dos series: la serie «A» que vencía en 2003, mientras que la «B» en 2006. Se estima que, en total, se emitieron 2705 millones de patacones y se rescataron, en su mayoría, en el 2003.

Bocade

Su emisión se remonta a 1985, en la Provincia de Tucumán. Fueron creados por el entonces gobernador Pedro Fernando Riera como una alternativa de financiamiento y funcionó, al igual que el resto de las cuasimonedas, hasta el 2003.

Ese año, en marco del Plan de Unificación Monetaria Nacional, los bonos salieron de circulación el 30 de julio del mismo año. En total se hicieron 30 emisiones y se utilizó para pagar deudas, sueldos de la administración pública y proveedores estatales.

Quebracho

Se emitieron entre el 2001 y el 2002 mediante la ley 4.951, en la Provincia del Chaco, durante el gobierno de Ángel Rozas. Este bono tenía una tasa de interés del 7%. A partir de la recuperación económica de la Argentina, el gobierno provincial ofreció a fines de 2003 rescatar hasta el 100% de los quebrachos que había en circulación.

¿Cómo sería la nueva emisión de cuasimonedas en Argentina?

El gobierno de Javier Milei planteó, entre otras cosas, realizar un profundo ajuste fiscal sumado a la no emisión de moneda. Este hecho generó que varias provincias, las cuales no pueden y/o no quieren bajar el gasto público, planteen la idea de emitir cuasimonedas, tal como sucedió en el pasado.

En este sentido, La Rioja es la primera provincia en lograr la aprobación del proyecto, por lo que se emitirán $15 mil millones de bonos de cancelación de deuda (BOCADE).

Sin embargo, aún faltan detalles, como, por ejemplo, si será impreso o virtual, siendo esta última menos costosa de implementar, las denominaciones que tendrá, si será obligatorio o no que los proveedores del estado las reciban (y hasta qué porcentaje), además qué «respaldo» tendrán.

En La Rioja lanzaron una cuasimoneda luego de más de dos decadas desde la última vigente

En La Rioja lanzaron una cuasimoneda luego de más de dos decadas desde la última vigente

La provincia de Buenos Aires es otra de las que tiene el plan en mente. Según recientes declaraciones, tanto Axel Kicillof como su ministro de Gobierno Carlos Bianco, no descartan la idea de emitir una moneda propia.

En este sentido, Carlos Maslaton declaró en varias oportunidades su apoyo al gobernador y le aconsejó crear una «moneda bonaerense» que compita contra el peso y el dólar, con las siguientes características:

  • Se volcaría desde un billón por mes en señoraje puro para pagar gasto público corriente, reemplazando únicamente billetes rotos
  • Se emitirían 10 billones totales por única vez con cláusula «inviolable a lo Bitcoin» y auditoría externa
  • Denominaciones de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000 y 100.000
  • El «Bonaerense» cotizaría libremente contra el dólar, el «peso falsificado», el euro, el BTC, el USDT
  • El Banco Provincia ofrecerá cuentas-custodia para guardar Bonaerenses, pero el depositante no cederá la propiedad al banco, sino que solo habrá contrato de depósito regular y jamás irregular

Sin embargo, a diferencia de La Rioja, aún no hubo un avance ni novedades al respecto, por lo que, de momento, únicamente serían algo de esa provincia.

Más noticias
Noticias Relacionadas