InicioPolíticaMACVILO. Una artista creó un museo alternativo que vincula el arte al...

MACVILO. Una artista creó un museo alternativo que vincula el arte al ambiente de Vicente López

Cuando la artista plástica Marina Besada se mudó a Vicente López hace ocho años, tomó interés por la escena de arte local y mapeó a más de 300 artistas de la zona. Fue el inicio de MACVILO: museo de arte contemporáneo de Vicente López, un proyecto que busca poner en diálogo el territorio de este municipio con la obra de artistas que lo habitan.

“Había obras de artistas con una sensibilidad particular hacia la naturaleza que me llamaban la atención, porque se vinculaban con mis intereses y búsquedas. Contacté a varios, tuvimos reuniones y les propuse una modalidad de museo efímero: armar una colección para mostrar su obra y una ‘inauguración’ con acciones o intervenciones en el Parque Natural La Lucila, en el Paseo del viento”, cuenta.

Registro de la obra ‘Migrando’ de Carolina Simonelli. Parte de la ‘colección’ curada por Besada para MACVILO.Gentileza Carolina Simonelli

¿Cómo fue esa primera experiencia?

Maravillosa. Había muchos artistas que no conocían el parque, lo cual me llamó la atención, porque cuando lo descubrí era mi lugar en el mundo. Es una parte poco conocida del vial costero que tiene un “órgano de viento”, una escultura que brinda una experiencia sonora. Este lugar ya tenía esa característica de obra en diálogo con la naturaleza, con el viento. También tiene una reserva que empezaron a cuidar los vecinos y un proyecto de observatorio de aves armado por un ambientalista del municipio.

Obra de la artista Marina Besada durante la inauguración de ‘Expandir el concepto de límite’ en el Parque Natural La Lucila.Gentileza MACVILO

Me llamó la atención la cantidad de artistas que generan obra muy potente que están en este lugar y que no se conocían. Generar interconexiones entre la naturaleza que nos rodea y entre nosotros, que estábamos dispersos y aislados, es el corazón del proyecto

MACVILO es un proyecto digital, efímero y territorial. La colección y los registros quedaron publicados en la web para que se puedan visitar, pero el fuerte era llevar a los artistas a entrar en diálogo con la naturaleza. La gran mayoría de los que están en la colección quisieron sumarse a esa inauguración y activar sus obras o generar nuevas para esa tarde en el río. Les propuse expandir la idea de límite que nos impone la entidad de un museo.

Obra de la serie ‘Limbo’ de Tobías Wainhaus, parte de la colección curada por Besada para MACVILO.Gentileza de Tobías Wainhaus

¿Este seguirá siendo el modus operandi de MACVILO?

Pueden existir otras instancias, no quisiera que si el proyecto crece queden afuera obras que tocan otras cuestiones por tener una posición muy radical. Pero sí me parece importante destacar que posiblemente haya algo en el territorio que genere una sensibilidad particular. Desde que vivo acá incorporé el río a mi vida; Buenos Aires le da la espalda. Hay algo de eso que pienso que está presente en los artistas que convoqué.

‘Curvas y secuencias’, de la serie ‘Sistemas invisibles’ de Marina Besada, parte de la colección de MACVILO.Gentileza Marina Besada

MACVILO es un proyecto orgánico, fluído y evolutivo que apunta a construir vínculos con el entorno y un reconocimiento comunitario, fortaleciendo la identidad y la legitimación de una cultura contemporánea local, que pueda concientizar sobre el espacio habitado

¿Cuáles son los próximos pasos?

Estuve desarrollando un proyecto que se llama “Las reservas”, una acción que vincule artistas, naturaleza y acciones regenerativas. Es un proyecto que terminé de desarrollar y pulir cursando la Diplomatura de Perspectiva Ambiental en Industrias Creativas de Untref.

En el municipio de Vicente López hay lugares que no tienen catalogación de reserva, y deberían ser protegidos. El proyecto MACVILO, como acción artística, los enunciaría y los declararía reservas. Aunque no tendrían protección legal, el hecho de que se los enuncie, se los evidencie, propiciaría que la sociedad empiece a mirarlos con otros ojos, a cuidarlos más. Consiste en una nueva exhibición, y una articulación con un vivero inclusivo local.

Toma aérea del espacio elegido para la exhibición inaugural de MACVILO, sobre la costa de Vicente López.Gentileza Marina Besada

¿Cómo ves el vínculo del arte con lo ambiental, especialmente en este momento del país en el que estas cuestiones parecen quedar en segundo plano?

El arte tiene capacidad de transformación porque habla en un idioma que atraviesa las palabras, va más allá de una posición política o un negacionismo, tiene un poder de sensibilización y de concientización. Me parece importante que los artistas empecemos a tomar conciencia, porque estamos en un momento muy complejo de la historia de nuestro planeta, y tenemos que conectar con eso para utilizarlo, darlo a otros, y que esos otros se transformen. Cuidar el ambiente es fundamental para cuidar a cualquier persona.

https://www.macvilo.org

Revista Living

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas