InicioSociedadEl boom de las series de samuráis

El boom de las series de samuráis

Disney+ finalmente lanzó Shogun, la esperada epopeya de samuráis que se centra en un líder militar en el Japón del siglo XVII, y la lucha por su vida en los albores de una guerra civil que definirá una era. La serie de 10 capítulos está adaptada del bestseller homónimo James Clavell (de 1975) que también generó una miniserie de televisión en 1980, y el narrador es un marinero inglés, John Blackthorne (está ligeramente inspirada en la historia real del navegante inglés William Adams, el primer occidental que pisó Japón), quien pasa de forastero a samurái, como un peón en la lucha de Lord Yoshii Toranaga por alcanzar la cima de la cadena gobernante para convertirse en Shogun.El actor de Peaky Blinders, Cosmo Jarvis, protagoniza este drama épico junto a un elenco japonés que incluye a Hiroyuki Sanada (John Wick).

Medievales

Casi 50 años han pasado desde que el Shogun de Clavell llegó a los anaqueles de las librerías, y cerca de 45 desde que se convirtió en una exitosa miniserie de televisión protagonizada por el legendario Toshiro Mifune. Hoy, en medio de un revival de la cultura japonesa y el arte samurái, renace como un extenso drama de 10 episodios con producción de FX. A menudo violento, a veces erótico y siempre magnífico en su puro factor de entretenimiento e inmersión en la época, Shogun es un complejo thriller político

Guerreros samurais

Bajo la dirección de los productores Rachel Kondo y Justin Marks, esta nueva versión de Shogun se siente viva, en su amplia historia de personas que trabajan para lograr un entendimiento común, incluso si las razones son menos benévolas que políticamente beneficiosas, una trama que la acerca a la popular “Juego de Tronos”, sin dragones ni zombis de hielo, claro. Sustituyendo al imponente Mifune en esta nueva versión está Sanada, quien desde “El último samurái” (de 2003, con Tom Cruise), se ha convertido en el actor japonés de Hollywood. Y Sanada brilla interpretando al intimidante e inteligente Lord Taranaga.

Anna Sawai es Mariko, una noble de clase alta y el inevitable interés amoroso de Blackthorne; y Tadanobu Asano, que se quedó corto en las películas de Thor, brilla aquí como el atrevido señor samurái Yabushige. Y la narración discurre ornamentada con un arduo simbolismo artístico, un tanto ostentoso pero a la vez necesario para reconstruir la época, y darle sentido a este drama para adultos rico, texturizado e incluso sensible, que sabe cómo lograr el delicado equilibrio entre espectáculo y espectacularidad. 

Espaciales

Shogun convive bien en Disney+ (también puede verse en Star+) con los samuráis espaciales de Star Wars. No es novedad que George Lucas se inspiró en las películas de Akira Kurosawa para darle vida a los jedis y siths de su cosmogonía, la que Disney compro en 2012 por 4.000 millones de dólares no sólo para rodar cuatro o cinco películas (en 2018 ya habían amortizado la inversión), si no para ampliarla con un universo de posibilidades creativas en la que se encuadra el proyecto “Star Wars: Visions”.

Guerreros samurais

Este incluye un brillante cruce con estudios de animación nipones (Kamikaze Douga, Geno Studio, Studio Colorido, Trigger, Kinema Citrus, Science Saru y Production IG), que llevan las historias de jedis al Japón medieval: parte del revival de la cultura samurái. 

“Star Wars: Visions” es una colección de cortometrajes en la que el universo de George Lucas se concilia con la estética anime en historias que no pertenecen al canon, pero que abrieron la puerta a otras que se encuadran, como “El acólito”, de próximo lanzamiento, sobre la lucha de clanes con lógica samurái, en un tiempo previo a la saga Skywalker. El actor surcoreano Lee Jung-jae (famoso por “El juego del calamar”) es el Maestro Jedi de la serie que estrenará el 4 de junio con sus dos primeros episodios.

Femeninos

Disney+ no es la única plataforma que apuesta al revival samurái. Netflix tuvo uno de sus mayores éxitos en 2023 con el lanzamiento en noviembre de “Blue Eye Samurai”: dos semanas en el top 10 mundial con obtuvo 4.8 millones de visitas para sus ocho episodios. Los críticos la consideraron la mejor serie de Netflix, y el mejor show animado del año.

Guerreros samurais

Y es que “Blue Eye Samurai” es un animé brillante que cuenta con una premisa intrigante, y un personaje principal, Mizu (con la voz de Maya Erskine), cuyo estatus de marginado como un solitario birracial en el aislado Japón de la era Edo, atrae de inmediato. Una niña que fue criada como un niño, y que perpetua la farsa hasta la edad adulta porque le permite eludir los estrictos roles de género impuestos a las mujeres de la época: plantea el tema de la inclusión como trama, más allá de la historia de venganza a lo “Kill Bill”. 

Mizu lucha así contra el trauma infantil y contra una misoginia internalizada. Como samurái, ha entrenado toda su vida para convertirse en un arma letal, con el fin de matar al puñado de hombres blancos que vivían en Japón al momento de su nacimiento, y así eliminar a su padre biológico, quien la abandonó a ella y a su madre en la indigencia. Los showrunners de la serie, el matrimonio de Michael Green y Amber Noizumi, dijeron a Vanity Fair que se inspiraron en su propia hija birracial, cuyo color de ojos resultó ser una sorpresa para toda la familia.

Pero “Blue Eye Samurai” evita notablemente los típicos argumentos trolls de que la diversidad se ha inyectado en las historias a expensas de la historia misma: subvierte el tropo familiar de un personaje minoritario que lucha por la autonomía en una sociedad racista al tomar como personaje principal a un paria birracial cuya blancura lo hace identificablemente monstruoso dentro de su cultura.Entre las voces brilla Kenneth Branagh con un desconcertante acento galés-escocés-irlandés-estadounidense como el villano de la primera temporada, que espera la llegada de la segunda para los primeros meses de 2025. 

Guerreros samurais

Animados

A la par de “Samurái de ojos azules” Netflix estrenó también “Onimusha”, ambientado también en el periodo Edo japonés y con un protagonista samurái. Basado en una saga de videojuegos de Capcom, cuanta con capítulos de poco alrededor de 30 minutos (más de lo habitual en Japón), y está dirigido por Takashi Miike, el director de cine de terror más relevante y prolífico del país en las últimas décadas: los legendarios espadachines luchan aquí contra un levantamiento zombie. Una perla más a la colección animada de Netflix que incluye en el último tiempo a “Love, Death & Robots” y “Arcane” entre otros. 

Y por supuesto a “Yasuke”, con 6 episodios desarrollados por el estudio Mappa, que cuenta en tono de fantasía científica una historia que tiene lugar en el siglo XVI: el protagonista está basado en una persona real que existió en esa época, pero la versión es fantástica e inusual, inspirada por otras series del género, como la fundacional “Afro samurái”, de 2007. Obra de Takashi Okazaki y el estudio Gonzo, cuenta de 5 episodios que pueden verse en “Hulu”. Una fantasía oscura que cuenta con una banda sonora única y la voz de Samuel L. Jackson. El carácter decidido y estoico de Afro es similar al de Mizu, la heroína de “Blue Eye Samurai”, aunque vive en un mundo lleno de fantasmas, demonios y máquinas siniestras.

Guerreros samurais

En la misma línea se puede ver “Hyouge Mono”, de 2011. Idea de Yoshihiro Yamada, con 39

Episodios y detalles de ciencia ficción. Ambientado en el Período Sengoku de la historia japonesa, entre el siglo XIV y el XV, anterior al Período Edo, sigue los pasos de Furuta Sasuke, un samurái al servicio del Señor Oda Nobunaga. Destacados en una larga colección de series animadas de samuráis en la que vale incluir a la “Casa De Cinco Hojas”, el background para este revival del género. 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

La nueva Shogun | Foto:Disney

En esta Nota

Más noticias
Noticias Relacionadas