InicioEspectáculosQué peligro! El temible anuncio de Furia sobre su futuro: "Cuando salga...

Qué peligro! El temible anuncio de Furia sobre su futuro: «Cuando salga de la Casa voy a tener que comprar un…»

El futuro de Furia no sólo incluye la posibilidad de llegar o no a la final de Gran Hermano o consagrarse como la campeona más ruidosa de la historia o protagonizar una de las derrotas más resonantes de todos los tiempos de la televisión. Se le abre otra pregunta de cara a los tiempos por venir: ¿Qué será de su vida cuando se termine el juego, se apaguen las luces y se cierren las puertas de la Casa?

De verdad: qué va a pasar con la Pelona cuando los ojos de todo un país dejen de estar encima de su figura. ¿Encontrará un poco de calma o sufrirá la abstinencia de las cámaras? ¿Cómo reaccionará ante el asedio de la gente que seguramente recibirá en los primeros tiempos post Gran Hermano? Todas esas preguntas tienen, por ahora, una sola respuesta: pase lo que pase en cuanto al resultado del realitie, ella piensa en comprarse un arma. ¿Quéeeee? Un arma, sí.

Ella misma lo contó en una charla que mantuvo en el «living de la casa», que esta semana está total y absolutamente revolucionada por el ingreso de amigos y familiares cuyo rol en el juego no está muy claro para nadie. Ni para los televidentes ni para los propios protagonistas. Para colmo, esta semana el voto será positivo. Es decir, hay que votar al que uno quiere que se quede en la casa, y el eliminado será el menos votado. Todo medio raro, pero es lo que hay.

En medio de ese clima de incertidumbre y de dudas, Furia ya está pensando en el día después. Y como sabe que se le viene una brava, o fuerte, porque un comportamiento como el suyo está claro que no va a pasar inadvertido y va a generar adhesiones y rechazo: «seguro que cuando salga me voy a tener que comprar un arma», tiró suelta de cuerpo.

FURIA DICE QUE CUANDO SALGA DE LA CASA SE VA A TENER QUE COMPRAR UN ARMA

«Y sí, hay que cuidarse, che» intentó justificar Furia semejante decisión, que causó asombro y cierto escozor entre quienes la estaban escuchando. «¿Un arma? Je… ¿No es un poco mucho?» le dijeron un poco sonriendo y un poco mirándose entre ellos sin saber bien qué aportar.

«Cómo si no te supieras defender vos…» le dijeron también, y la hicieron reaccionar una vez más. «Sí, obvio, pero hay que estar atento. «No, obvio, pero por ejemplo al panel me lo como entre dos panes. Al primero que me dice algo, sonó» tiró desafiante. ¡Guarda que a las armas las carga el diablo, eh».

Más información en paparazzi.com.ar

Más noticias
Noticias Relacionadas